No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Sin aire, baños ni agua estudian en aulas móviles dañadas

Aseguran que los salones móviles  representan un peligro para los alumnos.

Avatar del

Por Olivia Paredes

En el receso, alumnos de la Escuela Secundaria Humberto Gutiérrez se protegen del Sol debajo de los salones prefabricados en mal estado, lo cual preocupa a las madres de familia.(Teodoro Borbón)

En el receso, alumnos de la Escuela Secundaria Humberto Gutiérrez se protegen del Sol debajo de los salones prefabricados en mal estado, lo cual preocupa a las madres de familia. | Teodoro Borbón

HERMOSILLO, Sonora.- Sin aires acondicionados ni servicio de baños ni de agua potable, los alumnos de la Escuela Secundaria Humberto Gutiérrez cumplen con sus clases todos los días; y durante el receso, los jóvenes se resguardan debajo de los tráilers que fungen como aulas, coincidieron madres de familia.

Desde que la escuela se creó, hace aproximadamente siete años, los estudiantes tienen como salones móviles que ahora se encuentran en mal estado y representan peligro, señalaron las mamás, por lo que buscan la construcción de tres aulas de material.

"No tienen aires, los salones están deteriorados por dentro, un tráiler tiene el techo en mal estado y otro tiene un hueco en el piso, sólo uno se puede decir que está un poquito mejor.

"Pero ahora las maestras se han propuesto sacar adelante la escuela, aunque haya padres de familia y autoridades que no están de acuerdo; empezaron a hacer actividades como hamburguesadas y venta de tortas, para sacar fondos y ‘levantar’ las tres aulas de material", afirmó María Guadalupe Martínez.

La señora, madre de dos estudiantes del plantel, destacó que temen que ocurra algún accidente, pues la mayoría de los alumnos buscan refugio debajo de los tráilers durante el receso.

"Varios niños se han llegado a golpear porque andan jugando y se les hace muy fácil pasar por abajo; entonces corren mucho riesgo, además de que no hay luz y la maestra no los puede dejar salir temprano", explicó.

Madres de familia piden a autoridades educativas apoyar a la escuela secundaria. 


NIÑOS MIGRANTES

Claire Shirley Quiñónez, también madre de familia, puntualizó que la escuela forma parte de un programa de atención a niños migrantes, por lo que los jóvenes reciben desayuno y comida, entre un horario de 07:00 a 14:00 horas.

"Para el desayuno se les cobran tres pesos y la comida es totalmente gratis, porque los niños tienen que estar en la escuela desde las 07:00 de la mañana y hasta las dos de la tarde, cuando está lo más fuerte del calor.

"Tienen baño, pero no están en buenas condiciones, de repente le piden permiso a la maestra para ir a sus casas; en total hay alrededor de 50 estudiantes en tres grupos: Primero, segundo y tercer grado", describió.

Los delincuentes hurtan el material que las docentes llevan para impartir sus clases, agregó, pero también roban el cableado y los aires acondicionados.

En esta nota
  • Educación Sonora

Comentarios