Hermosillo

Siembran agaves para proteger a murciélagos

Esta especie está amenazada y se busca brindarle alimento en su ruta migratoria.

Avatar del

Por Tanya Vásquez

Siembran agaves para proteger a murciélagos.(Eleazar Escobar)

Siembran agaves para proteger a murciélagos. | Eleazar Escobar

HERMOSILLO, Sonora.- Para proteger a especies polinizadoras, en especial al murciélago magueyero menor, se sembraron 250 agaves angustifolia en el Cerro Johnson, por parte del Colectivo Sonora Silvestre.

Miembros de distintos grupos ambientalistas y biólogos acudieron la tarde del jueves al Parque Central, para plantar estos agaves como parte de una colaboración internacional.

David Alejandro Gastélum, uno de los integrante de este Colectivo, indicó que con las organizaciones Bat Conservation International y Borderlands Restoration Network, se proyecta plantar un millón de agaves en Sonora y Arizona, en un periodo de diez años.

Uno de los principales objetivos es proteger a la planta, utilizada para la elaboración del bacanora, pero se ha reducido su población, además de los murciélagos magueyeros menor, que se alimentan principalmente de cactáceas.

"El murciélago magueyero menor está amenazado por la NOM 059 de la Semarnat y el objetivo es brindarle alimento en su ruta migratoria, va a tomar un periodo de 6 a 7 años a que se establezca y florezca la planta, que lancen el quiote, polen y cumpla su ciclo", explicó David.

Omar Calva, del Grupo Pionero Espeleológico de Sonora y especialista en murciélagos, comentó que Hermosillo es zona de transición de esta especie que está en amenaza y se alimenta de cactáceas, por eso la importancia de recuperar sus hábitats.

"En Sonora es relevante porque existe la cueva de maternidad más grande de esta especie y se encuentra en El Pinacate", dijo, "cada año desde Jalisco hembras preñadas vienen para tener a sus crías y se alimentan de las cactáceas y sin alimento no llegan a lugar final y se reduce su población".
 

CUEVA CERCANA

El Cerro Johnson fue uno de los puntos elegidos para esta reforestacion pues hay una cueva de maternidad de este murciélago en un rango de 50 a 100 kilómetros.

Se plantaron 75 plantas en una ladera en la zona Poniente, otras 75 en una ladera al Nororiente y cien agaves en un jardín demostrativo en el área central del Parque, con protección adecuada para ahuyentar a liebres.

El mantenimiento y seguimiento de las plantas estará a cargo de integrantes del Colectivo Sonora Silvestre y Colectivo Caminantes del Desierto, quienes estarán pendientes en caso de que las plantas no crezcan y sean reemplazadas.

El proyecto incluye además los municipios de Rosario Tesopaco y Álamos, donde hay cuevas de maternidad y donde también se trabajará con rancheros que tengan estas plantas para crear cercos vivos de magueyes para protección de las plantas.

En esta nota
  • Agaves

Comentarios