No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Ser bombero, una "llamita" que no se apaga: Candelario Rivera

Los invitados especiales al 73 aniversario de la funcación del Heroico Cuerpo de Bomberos de Hermosillo fueron los veteranos. 

Avatar del

Por Redacción/GH

Candelario Rivera López, bombero veterano.(Mirna Lucía Robles)

Candelario Rivera López, bombero veterano. | Mirna Lucía Robles

HERMOSILLO, Sonora.- El sonido de la sirena de una bombera trae grandes recuerdos a la memoria de Candelario Rivera López, de aquellos tiempos en los que durante 18 años fue bombero voluntario y pudo servir a la sociedad. Ayer él fue uno de los invitados especiales al "cumpleaños" 73 del Heroico Cuerpo de Bomberos de Hermosillo.

A sus 76 años forma parte de los Bomberos Veteranos y el hecho de haber sido bombero voluntario es para él un sueño hecho realidad.

"Tenía 26 años y estuve como profesional en el 1 de enero del 68 y saliendo en abril del 69, pero seguí de voluntario, porque obtuve un trabajo, pero seguí viniendo aunque no me pagaran", relató.

Vestido con un pequeño gorro azul, camisa blanca y pantalón azul don Candelario se muestra amable; su timidez desaparece al hablar de su labor en la corporación y su mirada se ilumina al tiempo que esboza una sonrisa.

"Cuando se inauguró la subestación, ahí en donde está ahora el Materno, que fue el 12 de octubre de 1966, nos arrimamos a ver la inauguración del edificio ya había muchos muchachos enlistados y me incluí", recordó.

Apenas seis meses atrás se había casado y su esposa siempre lo apoyó, él le platicaba sus aventuras e incluso ella en algún momento formó parte de un grupo de esposas de bomberos.

COMO SI FUERA AYER

Uno de los servicios que recuerda fue cuando un niño cayó a una fosa en la colonia Sahuaro, lamentablemente el menor se había ahogado y a él le tocó rescatar el cuerpo.

"Me tocaron apagar muchos incendios de casas, edificios, carros", señaló, "para mí es una gran satisfacción servir al pueblo y a la comunidad, eso es lo que llenaba".

En 1984 se retiró del servicio por la edad y porque su trabajo no le permitía dedicarle tanto tiempo como antes para atender los llamados a los servicios.

"Es una llamita que nunca vamos a apagar es la que tenemos aquí adentro. Yo veo una bombera pasar y me siento ahí adentro", expresó con voz entrecortada.

La Estación Centro trae a don Candelario bonitos recuerdos y por ello la visita, además de asistir a los eventos cada vez que pueda.

Ayer el comandante Francisco Matty Ortega encabezó la ceremonia por el 73 aniversario de la fundación del Heroico Cuerpo de Bomberos y al término de esta se colocó una ofrenda floral en memoria de los elementos caídos.

En esta nota

Comentarios