No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo Asesinatos en Hermosillo

"No estoy contenta porque mi esposo no está aquí": Cecilia

La pareja de don Fausto Lino habló así de la sentencia que se le dio a dos de los asesinos. 

Avatar del

Por Jorge López

Sentencian a homicidas del abarrotero don Lino.(Anahí Velásquez)

Sentencian a homicidas del abarrotero don Lino. | Anahí Velásquez

HERMOSILLO, Sonora.- "No estoy contenta. Sé que van a pagar lo que hicieron, pero no estoy contenta, porque mi esposo no está aquí", fueron las palabras de Cecilia Martínez Careaga, luego de la sentencia de 40 y 43 años de prisión que les fue impuesta por un juez, el pasado lunes, a los homicidas de su esposo.

Fausto Lino, de 52 años de edad, fue asesinado a balazos el 29 de enero de 2018 por Juan Abel, de 38 años de edad y Kevin, de 28, tras intentar asaltarlo en un minisúper de la colonia San Benito.

"No me da felicidad… no puedo sentir felicidad. Sí siento satisfacción, por el largo trabajo que se llevó a cabo, fue un tiempo muy pesado, fue un año y cuatro meses de estar luchando con esto.

"Nunca para mí va a ser suficiente", expresó Cecilia, "porque es mucho el daño que nos hicieron a nosotros, pero estoy contenta de que sé, que van a estar encerrados ahí".

Cecilia Martínez, esposa de Don Fausto Lino, quien murió a manos de hombres que entraron a su comercio para cometer un asalto. 


IMPONEN MULTA

A través de un comunicado, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) dio a conocer que Juan Abel, recibió una sentencia de 43 años de prisión, una multa de 29 mil 16 pesos y 60 mil 460 pesos para la reparación del daño.

Kevin, un juez lo sentenció a 40 años de cárcel y está obligado a cubrir una multa de 24 mil 180 pesos y para la reparación del daño moral, 51 mil 584 pesos; esto luego de los medios de pruebas presentados en el juicio celebrado los días 24 y 27 de mayo.

A una semana de haber transcurrido la tragedia, cecilia recibió un mensaje de su esposo por medio de un sueño; situación que la ayudó a confrontar cada día la realidad y aprender a vivir sin su compañero de vida por más de 24 años.

"Mi esposo falleció un lunes… pasó la semana y el domingo, para amanecer lunes yo tuve un sueño. Yo lloré mucho, porque me daba miedo. Yo nunca había manejado el negocio sola, vivir sola, yo sabía el cambio que me esperaba.

"En el sueño sus últimas palabras fueron: No tengas miedo, tú puedes, yo siempre voy a estar contigo", reveló, "Y de ahí, es de donde yo me he mantenido todo este tiempo, agarré fuerzas y me digo: Tú puedes, no tengas miedo, yo voy a estar contigo".

En esta nota

Comentarios