No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

José Manuel, de 62 años, vive bajo un árbol; vecinos le dan de comer

El hombre asegura que lo corrieron de su casa y no tiene en dónde vivir, se encuentra en la avenida Lázaro Cárdenas, frente a la colonia Tirocapes.

Avatar del

Por Eliana Alvarado y Teodoro Borbón

José Manuel pasa los días y noches junto a una piedra, bajo un árbol, señala que ya tiene un mes así(Teodoro Borbón)

José Manuel pasa los días y noches junto a una piedra, bajo un árbol, señala que ya tiene un mes así | Teodoro Borbón

HERMOSILLO, Sonora.- Bajo un árbol en una avenida al Sur de la ciudad, José Manuel Bravo Yescas ha pasado el último mes luego de que se quedara sin un lugar para vivir; desde entonces se mantiene de lo que le regalan los vecinos.

José Manuel dice que tiene 62 años y que por causa de un infarto no puede trabajar | Teodoro Borbón

Junto a una piedra, don José, de 62 años de edad, puso una silla de plástico y una cubeta. Ahí permanece sentado la mayor parte del día, pues dijo que tiene muchas dificultades para moverse porque le falta fuerza.

Me pegó un infarto. No puedo trabajar, no puedo hacer nada, la gente me da galletas, me da tamales, la gente aquí me ayuda para comer”, externó.

José Manuel comentó que tiene cuatro hijos, sólo que no cuenta con ellos e incluso algunos lo han corrido de sus viviendas. Hasta hace un mes estaba en la casa de su mamá, con unos hermanos, pero lo echaron y ya no tiene dónde vivir.

Entre sus pertenencias están un cojín para la silla, una cobija y algo de ropa. No lleva calzado y sus pies, que descansan sobre el piso de tierra, se notan agrietados.

En los pies de José Manuel se percibe el desgaste de las últimas semanas | Teodoro Borbón

Algunas personas pasan y le dan algo de comida o dinero, pero también debe conseguir en dónde bañarse y hacer sus necesidades.

“Hace poco fui con una hija mía a pedirle que si podía bañarme, cambiarme, y me corrió, (me dijo) que no me quería ahí, que no quería lidiarme”, expresó.

Don José aseguró que debido al infarto y a que padece insuficiencia cardiaca, además del tiempo que ha pasado alimentándose con cualquier cosa, no tiene ni fuerzas para moverse y le gustaría conseguir un apoyo.

Lo que pido son unas muletas o una silla de ruedas para ir a la tienda, de perdida, porque tengo que pagar 10 pesos, 20 pesos, a un loco para que me traiga, no puedo tomar soda, pero de perdida un juguito”, añadió.

Si usted desea ayudar a José Manuel, puede encontrarlo en la avenida Lázaro Cárdenas, casi esquina con Félix Gómez, justo en los límites entre las colonias Tirocapes y Palo Verde.

En esta nota

Comentarios