Tendencias
Cintilla de tendencias

Desaladora en Sonora

Vacunación en niños

Escuelas en Sonora

Garitas

Deja la lluvia daños, pero también hermosillenses disfrutan de un clima fresco

Tras la precipitación que trajo fuertes vientos, hermosillenses disfrutan de un clima de 28 grados en junio.

Avatar del

Por YESICKA OJEDA

Un hombre camina por la banqueta mientras que la calle Capomo y bulevar Cimarrón lucen inundados(GH)

Un hombre camina por la banqueta mientras que la calle Capomo y bulevar Cimarrón lucen inundados | GH

HERMOSILLO, Sonora.- Luego de la lluvia y las ráfagas de vientos superiores a los 100 kilómetros por hora que se registraron en algunos puntos de Hermosillo, los capitalinos disfrutaron de un clima de 28 grados en pleno verano.

Los vecinos de la colonia Mirasoles que se quedaron sin los servicios de energía eléctrica, Internet y televisión de paga por más de cinco horas, esta vez no se enojaron porque la temperatura les permitió estar sin refrigeración en el interior o exterior de sus domicilios.

Tenemos cuatro horas sin luz en la Mirasoles, pero como el clima está fresco, no hay manera de respingar, ya está trabajando el personal de la CFE (Comisión Federal de Electricidad), así que de un momento a otro va a volver, lo bueno que no está haciendo calor”, externó Carmen López, una de las vecinas.

Durante el recorrido que hizo EL IMPARCIAL, se observó a decenas de personas observando los daños causados en viviendas, carros, mientras que otros disfrutaron de la llovizna que cayó en algunas zonas de la ciudad, tras bajar de intensidad los vientos.

Uno de los eventos que se viralizó en redes sociales fue el movimiento aparentemente sin control de una grúa que está en una construcción en el bulevar Kino.

Uno de los eventos que se viralizó fue el movimiento aparente sin control de una grúa debido a fuertes vientos registrados en Hermosillo. | Captura video

La Coordinación Estatal de Protección Civil, aseguró que dicha grúa no representó riesgo para la ciudadanía, pues luego de un análisis se confirmó que su movimiento se efectuó en función de la llamada “veleta” la cual ocurre al presentarse fuertes ráfagas de viento, y eso le brinda estabilidad. El brazo, agregó, no puede permanecer fijo porque corre el riesgo de caerse y fue instalado con un cálculo de oscilación para que no impacte la torre cercana.

En esta nota

Comentarios