No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Cáncer de mama y enfermedad del corazón, ¿cómo se relacionan?

La cardióloga Edith Ruiz dijo que algunos de los factores de riesgo modificables son comunes en ambos padecimentos, como la obesidad, el tabaquismo y el colesterol alto.

Avatar del

Por Eliana Alvarado

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en México(Banco digital)

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en México | Banco digital

HERMOSILLO, Sonora.- Todas las mujeres que se sometan a tratamiento para cáncer de mama deben cuidar su corazón, pues en el proceso se incrementa hasta siete veces el riesgo de enfermedad cardiovascular, advirtió la cardióloga Edith Ruiz Gastélum.

En la charla “Cardiopatía en la mujer y cáncer de mama”, a través de Facebook Live, la especialista explicó que la quimioterapia y la radioterapia pueden provocar daños en el corazón, en algunos casos de forma irreversible.

La sugerencia es que la paciente se realice un ultrasonido desde antes de iniciar la terapia, y dependiendo del perfil de riesgo se realice otro cada cierto tiempo; debe acudir con un cardiólogo para iniciar tratamiento temprano y proteger el corazón”, señaló.

Gracias a las campañas de prevención y diagnóstico temprano, la mortalidad por cáncer de mama se ha mantenido estable en un 2%, lo cual es positivo, dijo, pero no se puede decir lo mismo al hablar de las enfermedades del corazón.

“Las enfermedades cardiovasculares tienen un ascenso importantísimo en la presencia como causa de muerte en los últimos años”, citó.

Este incremento, refirió, se asocia principalmente con varios factores de riesgo que también han aumentado: Alteraciones del colesterol, tabaquismo, hipertensión, obesidad abdominal y sobrepeso.

Ruiz Gastélum destacó que un riesgo adicional para las mujeres es que pueden presentar síntomas tardíos de un problema cardiovascular, lo que a su vez deriva en una atención médica en estado más avanzado.

“Son más silenciosos, a la mujer le duele todo menos el pecho. Y si tiene diabetes, la presentación es más tardía en urgencias, llega más complicada, por lo atípico que son los cuadros”, expresó.
 

En esta nota

Comentarios