Deporte Local Atleta

Referente de velocidad

Alejandro Cárdenas puso a los velocistas mexicanos en el mapa y hoy continúa ligado al deporte.

Avatar del

Por Jaime Ortega

El atleta sonorense ganó la medalla de bronce en Sevilla 99.(Internet.)

El atleta sonorense ganó la medalla de bronce en Sevilla 99. | Internet.

La adrenalina a tope al posicionarse en la pista y esperar la señal para salir disparado en busca de una medalla terminó hace tiempo para el hermosillense Alejandro Cárdenas, pero no su pasión por el deporte.

Cárdenas Robles irrumpió en los noventa en las pruebas de velocidad cuando ningún mexicano había figurado en competencias que no fueran de fondo o medio fondo, hasta competir en cuatro Juegos Olímpicos y subir al podio en los 400 metros planos del Mundial de 

Atletismo de Sevilla 1999, junto al estrella de la época, el estadounidense Michael Johnson. 

"Antes nadie nos pelaba, no llamábamos la atención. La velocidad siempre ha sido muy llamativa en todo el mundo, al momento que se empiezan a tener resultados, que comienza a causar una expectativa, todo comienza a cambiar, a evolucionar.

"Hubo mucha gente que me decía, como todo en la vida, pero no es que no te quiera la gente, te dicen que no se puede porque no lo han vivido ni lo han visto. Mucha gente cambió la forma de verlo a la hora que comenzamos a dar resultados, que nos comenzamos a meter a los Juegos Olímpicos, a los Campeonatos Mundiales", recordó.

Junto a Alejandro continuó una sobresaliente camada sonorense de exponentes mexicanos en las pruebas de velocidad con Ana Gabriela Guevara y Juan Pedro Toledo, una generación que prometía impulsar la generación de más velocistas, situación que no se dio.

Ante esto, Cárdenas considera que existe mucho talento en el Estado, pero hace falta mentalidad, apoyo y mucho trabajo rodeado de especialistas.

"La gente se lo tiene que creer, es cosa de creértelo y es cosa también de trabajarlo. Si me dices 'yo creo que debo llegar a los Juegos Olímpicos' y resulta que entrenas una o dos horas, o entrenas 10 horas, pero mal, no va a funcionar.

"Tiene que haber un extra y ese extra conlleva por ejemplo el no conformarte, si ganaste la prueba de 100 metros con un tiempo de 10.50 segundos, aspirar al 10.40 al 10.30, si piensas que estás haciendo mucho gimnasio, pues hacer el doble, si estás haciendo 6 repeticiones de 200, 300 metros vas a tener que hacer 10 ó 12 porque así se trabaja a nivel mundial", mencionó el poseedor del récord mexicano de los 400 metros planos.Tras su retiro, la transición a una vida "normal" no le ha costado tanto a Alejandro Cárdenas.Al lado de su esposa, la también ex atleta Romary Rifka (salto de altura), y sus dos hijos Alejandro y Romary, el sonorense se ha mantenido ligado a la actividad física a través de su gimnasio y una clínica de terapia física en Veracruz, donde actualmente reside."Ha sido una nueva etapa donde tú aprendes, después de que todo el tiempo tener sobre tu mente el ganar una medalla, pues ahora tienes que ver temas familiares."Yo me retiré en el 2005, mi esposa se retiró en 2013, entonces seguimos ligados al deporte, tenemos nuestra propia área de entrenamiento, tenemos una clínica de rehabilitación, tanto nos lesionamos que terminamos poniendo una clínica con la gran mayoría de los implementos para sacar adelante una lesión y tenemos nuestro propio gimnasio", compartió.Ahora, el sonorense guía los pasos de sus hijos, quienes compaginan sus estudios con el deporte: Ella en el tenis y él, al igual que sus padres, en el atletismo.Alejandro Cárdenas: Los Juegos Olímpicos, yo logré mi objetivo, me faltó ser medallista, pero yo me quejo porque fui medallista mundial y abrí la puerta de que voltearan a ver la velocidad.

AC: Los entrenamientos, esa adrenalina cuando el juez dice ‘a sus marcas’, es incomparable.

AC: Hay muchas lesiones en el deporte porque te estás exigiendo a un máximo.

Comentarios