No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Cuestiones

Un candidato y una boda

De muy mal gusto y bastante básica la “campaña morena” (casi negra) en contra de Claudia Pavlovich con motivo de la boda de su hija allá en tierras tapatías

Por Martín Holguín

Vaya caso el de Félix Salgado Macedonio. Lo que no quiso hacer Morena, y no pudieron las mujeres, lo logró el INE por una ruta que nadie esperaba, al más puro estilo de Al Capone. Al gángster norteamericano lo perseguían por asesinatos y otros delitos, pero lo atraparon por evasión de impuestos; al gángster mexicano, que quería ser candidato morenista a Gobernador de Guerrero, lo buscaron por abuso contra mujeres y lo descarrilaron porque no reportaron sus gastos de precampaña. El “surrealismo mágico”.

La noticia buena es que el INE mantiene su independencia ante los embates desde la Presidencia. Es importante que la autoridad electoral deje claro que ningún poder va a doblarla, los políticos hoy encumbrados no deben atacar de esa manera a la única garantía que tenemos los mexicanos alrededor de nuestro voto y su valor.

Fue largo el camino para tener un organismo autónomo organizando y vigilando el respeto a los resultados electorales. Por décadas padecimos los excesos de gobiernos que no querían dejar el control total y avalaban fraudes, gracias a que la Secretaría de Gobernación tenía bajo su mando todo lo que se movía en este País. Así eran los priistas, también ellos (como algunos morenistas de la actualidad) creían que su dominio sería eterno.

La decisión tomada ayer por el Instituto Electoral de Guerrero es trascendente porque se trata de un mensaje claro y directo a los partidos políticos. Ellos no están, ni deben estar, por encima del pueblo.

La boda

De muy mal gusto y bastante básica la “campaña morena” (casi negra) en contra de Claudia Pavlovich con motivo de la boda de su hija allá en tierras tapatías, aunque la “defensa” tampoco es como para presumirla en algún foro de manejo de crisis. Estamos de acuerdo, fue un error celebrar una boda (sin importar si fueron mil 400 ó 497 los asistentes), sobre todo porque la organizadora es una Gobernadora que cada día recomienda “quédate en casa” y estamos esperando la famosa tercera ola. Pero que hayan hecho públicas unas fotos donde critican los vestidos es francamente ridículo, peor todavía que el encargado de implementar la “estrategia” no haya tenido los alcances para saber quién los diseñó. Se arriesgaban a que les respondieran que en estos tiempos hasta Zara vende “copias exactas” (pregúntenle a doña Beatriz, The Not First Lady) de Vera Wang, Galliano, Donatella o “la hija del Beatle”. Además, inventaron una cifra estratosférica para el “wedding planner”. Según esos “otros datos”, si este muchacho coordinara ocho bodas al año tendría más dinero que Elon Musk. Tan fácil que habría sido simplemente señalar un evento masivo en tiempos de pandemia o que no contrataran un coordinador sonorense o, ya entrados en gastos, que hubiera sido en algún lugar turístico de Sonora para que los invitados ayudaran en algo a ese sector tan golpeado por la falta de visitantes. Con respecto a la “defensa”, francamente es lamentable que hablen de violencia de género, cuando saben que la “campaña morena” fue lanzada contra la investidura de Claudia, no contra su persona. Que las mujeres en la política hablen con esa facilidad de “violencia de género” afecta a muchas que sí son víctimas reales y están vulnerables. Hay temas con los que no se debe lucrar porque hacen que pierda su efecto y la misoginia es algo muy serio y preocupante. Como conclusión, si el evento hubiera sido en octubre o noviembre nadie habría tenido derecho a criticarlo. Lo lamentable es el doble discurso: Quédate en casa… a menos que tengas una boda en puerta.

La decisión

Y en el proceso para renovar el Istai, la novedad es que en la lista final aparecen los actuales miembros (Martha Arely Lopez Navarro, Francisco Cuevas y Andrés Miranda), lo cual está prohibido en el artículo 42 de la Ley de Transparencia. La Gobernadora debe mandar tres ternas al Congreso, pero es difícil entender esa necedad de repetir a los mismos. Sobre todo cuando hay personajes capaces como Rafael Higuera, Jesús Román Gutiérrez o María de Lourdes Ramos.

Tristeza

Sonora volvió a vestirse de luto con el accidente del sábado anterior. Acompaño en su dolor a Germán y Marcia Tapia, a la familia Ciscomani Freaner, a Enrique Ruiz, a la familia de Eliseo Ramírez y Óscar Benjamín Rodríguez. Y deseo fortaleza a mi amigo Javier Laborín y su familia. Mis oraciones para todos ellos.

Martín Holguín

Comentarios