Columnas

No digo, nomás lo pienso

Si digo que en Sonora estamos ante una crisis de inseguridad, se me van a echar encima. Así que no lo diré, nomás lo pensaré.

Por Sergio Valle

Si digo que en Sonora estamos ante una crisis de inseguridad, se me van a echar encima. Así que no lo diré, nomás lo pensaré.
Se han encendido los focos rojos en la Mesa para la Seguridad y la construcción de la Paz en Sonora, en la que tienen representación todos los órdenes de Gobierno responsables de enfrentar a los delincuentes, además de tomar acciones preventivas en el tema.
Los esfuerzos de coordinación hay que reconocerlos, porque en esa mesa hay gente de todas las ideologías partidistas que se sienta, acuerda y camina en la misma dirección. Así lo hemos podido ver.
O de plano nuestra concepción de la paz está equivocada, es demasiado romántica o totalmente anticuada.
Porque si bien es cierto que esa mesa no ha dejado de funcionar y arrojar acuerdos, también lo es que los grupos delictivos que operan en muchas regiones de Sonora no han dejado de actuar, en un abierto y descarado desafío a todos los órdenes de Gobierno.
He visto algunos comentarios indicando que habrá cambios en la jefatura de la Policía Municipal de Hermosillo, achacando que Luis Alberto Campa Lastra no ha podido detener la violencia en la capital.
Pero si a esas vamos todos tendrían que renunciar. Así que eso me parece más bien un golpeteo político, cuyas razones desconozco.
Ayer fue asesinado un mando de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal, por sujetos que le dispararon cuando salía de una farmacia al Norte de la capital, muy temprano, a plena luz del día y en una de las calles de mayor tráfico.
Eso tiene un impacto en la percepción de la gente sobre los niveles de inseguridad.
Esta semana hablé con el secretario de Seguridad Pública, David Anaya Cooley, quien con datos precisos, números y comparativos me dijo que se han logrado resultados positivos.
Yo le creo al secretario, no tengo duda de que trabajan y hacen su mejor esfuerzo, lo que pareciera es que hay es una actitud retadora frente a las autoridades, además de una muy particular situación con los elementos policiacos, porque ya han ejecutado a varios.
MARÍA DOLORES
La semana pasada me faltó agregar un nombre a la lista de aspirantes a la gubernatura del Estado, con reales posibilidades de alcanzar la candidatura de su partido.
Es la diputada de Movimiento Ciudadano, María Dolores del Río Sánchez, a quien habrá que darle seguimiento en su línea discursiva en el Congreso del Estado, los temas de interés público que aborda y el crecimiento que eventualmente vaya registrando en las mediciones que en el futuro se hagan.
La ex alcaldesa de Hermosillo tiene ya una larga trayectoria política que incluye cargos importantes en el ámbito local y federal, además de momentos complejos que le tocó enfrentar.
Hasta este momento, María Dolores tiene en la bolsa la candidatura de MC para el 2021 y a partir de ahí seguramente la veremos en un activismo constante para ponerse competitiva, ya en la semana se subió al tema de la carretera de Cuatro Carriles con un video en el que compartió datos históricos sobre ese problema que parece eterno.
APROBADA
Acá la gobernadora Claudia Pavlovich sigue apareciendo con buenos niveles de aprobación en algunas encuestas que se hacen, como la de MassiveCaller, que se publicó el jueves y que la pone en tercer lugar. 
El primer lugar es para el gobernador panista de Yucatán, Mauricio Vila, el segundo para el priista de Sinaloa, Quirino Ordaz; el tercero para Claudia, el cuarto para el panista de Durango José Rosas Aispuro y el quinto para el otro panista de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca.
Ya verá Ernesto de Lucas cómo le hace para aprovechar esos números y a ver qué tanto logra transferirle al PRI estatal que ahora dirige. Algo ha de estar pensando.
A propósito, agreguen también al “Pato” de Lucas a la lista de candidateables.

Comentarios