No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Pros y contras

La gente está harta

La próxima semana será de locos, reinará la incertidumbre, la confusión, el enojo, la rabia, la impotencia y la inconciencia.

Por Sergio Valle

La próxima semana será de locos, reinará la incertidumbre, la confusión, el enojo, la rabia, la impotencia y la inconciencia.

Perdón pues, no me gusta ser pesimista, solamente pretendo ser realista al visualizar el escenario posible frente al inicio del plan de reactivación económica a partir del lunes 1 de junio, con un país que ya estaba en rojo por la delincuencia organizada y ahora lo está por la pandemia y la severa crisis económica consecuencia de la emergencia sanitaria.

Miren, ya el asunto está a punto del colapso.

Empresas cerrando o cancelando la operación de sucursales, es decir haciéndose más chicas y liquidando personal.

Créditos que bien a bien no sabemos si al final servirán para mantener a flote a esos negocios, aunque es mejor tenerlos y es positiva la medida.

Una disminución drástica general de la actividad económica en Sonora y en todo México que enciende las alertas y provoca llamados al Gobierno federal para que incluya más y mejores políticas públicas.

Claro, han sido en algunos casos llamados a misa, sobre todo si vienen de la Coparmex, el sindicato patronal que se mantiene en abierta confrontación con el presidente López Obrador.

Creo que todavía están a tiempo de convertir las conferencias mañaneras del Presidente en un mejor vehículo de comunicación y de orientación, de unidad nacional y reflejo de la diversidad de ideas que hoy se hacen pedazos en redes sociales.

El subsecretario Hugo López-Gatell da claras señales de que sus líneas discursivas empiezan a tener una carga político-ideológica, que aunque no le resta méritos científicos y académicos, lo empiezan a desacreditar como interlocutor confiable y equilibrado, justamente en la parte más compleja de la emergencia sanitaria.

Damas y caballeros:

La gente está harta del encierro, de las confrontaciones, del reparto de culpas, de las piedras que se tiran y las manos que se esconden.

Ya no le van a creer nada ni a los alcaldes ni a los gobernadores ni a nadie del Gobierno federal que no demuestre que al final del túnel hay una luz.

La movilidad urbana en Sonora se incrementó de nuevo en las dos semanas recientes, precisamente porque están hartos, cansados y temerosos de perder sus empleos o sus negocios.

Claro, hay otros que en su muy franca y transparente estupidez se asumen inmortales dioses desacreditando la existencia del coronavirus y con esa imaginaria inmunidad salen a las calles a nada... nomás salen y ya.

El crimen organizado repartiendo despensas, documentando la actividad en video y difundiéndolo en redes sociales.

Incluso haciéndole la chamba a los gobiernos cuando amenazan y obligan a la gente de algunas comunidades a quedarse en casa.

Enfermos no Covid que desesperados ya exigen su lugar en el sistema de salud.

Personal médico agotado, mal pagado en muchos casos y discriminado en muchos otros por la sociedad que debería agradecerles.

Entonces, esta semana que viene va a estar de locura porque será de ajustes y de un reinicio escalonado, pausado, lento y lleno de protocolos que serán un reto para todos nosotros: Gobierno, empresas, sociedad y medios.

CAE EN COMA LA REFORMA ELECTORAL

No ha caminado la reforma electoral que en comisiones habían impulsado todos los partidos en contra de una mermada fracción parlamentaria de Morena que al final demostró grandes patrocinios y respaldos políticos, suficientes para dejar solos a los diputados del PRI y del PAN.

La operación política vino de personajes de primer nivel de la 4T que se metieron de lleno a negociar y renegociar acuerdos y a presionar duro directamente a Ana Gabriela Guevara, que igual y en estos días le quitan el guante de la cara, si el negociador que le habló es quien me dicen.

Ramón Flores, el vocero del PT, estará atento a las instrucciones de su jefa la ex velocista.
Sin faltar las llamadas desde el centro del País a los diputados solitarios.

Vaya, hasta diputados operadores de la 4T, uno de Coahuila y otro de Chihuahua estuvieron aquí verificando que los acuerdos se cumplieran.

En fin, que la ganó Morena por fin... y es que el padrino que se consiguieron para pelearla trae músculo.

Sin embargo, esa iniciativa no muere aún, pero ha caído en estado de coma.

Depende de que la próxima semana se mantengan los acuerdos o podría reaparecer en la comisión correspondiente.

Y claro, seguirá faltando el voto de Rosa Icela Martínez, la diputada priista que dio positivo a Covid y que se mantiene aislada en su casa.

Comentarios