Columnas PROS Y CONTRAS

Debates que nada construyen

Supongo que ya se dieron cuenta de que el círculo rojo mexicano sigue inmerso en debates estériles y descalificaciones constantes.

Por Sergio Valle

Supongo que ya se dieron cuenta de que el círculo rojo mexicano sigue inmerso en debates estériles y descalificaciones constantes.

En nadie ha cabido hasta hoy la prudencia, en las redes sociales, el Gobierno de la 4T y sus simpatizantes, los adversarios por el estilo, absolutamente todos demostrando cuan bajo son capaces de caer, unos por defender algo y otros por desacreditarlo.

No sé y no estoy seguro si en algún momento esto se detendrá y todos los actores se tomarán un respiro para cambiar el enfoque de las cosas y su línea discursiva.

Definitivamente hay muchas cosas que debe resolver el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no todo lo está haciendo bien, hay asuntos que son fáciles de documentar y de argumentar.

Esa extraordinaria habilidad del tabasqueño para comunicarse con sus seguidores no la tiene ni Obama, diría él.

Entonces yo creo que nada le costaría reconocer errores, nadie que sea razonable y sensato se lo reprocharía.

Los adversarios son también cosa de cuidado, las expresiones de todo tipo en contra del Presidente y muchos otros actores principales de Morena en redes sociales están siendo muchas de muy bajo nivel.

Vaya, pareciera que nadie está interesado en construir nada en este País.

Supongo que esos debates, como el de la lista no documentada de medios y periodistas y otros por el estilo, nos van a llevar a algún lado, pero no sé a dónde.

Lamentablemente los partidos hoy en la oposición, han tenido ya su oportunidad de resolver muchos de los problemas que vivimos en México, pero no lo hicieron y les sigue faltando humildad.

Entonces resulta que la oposición está desdibujada, poco articulada y goza de un tremendo descrédito que usan muy bien los de enfrente para descalificarlos.

Tendríamos que llegar a un terreno en donde analicemos lo que se dice, más allá de quien lo dice.

Esa sería una forma quizá más razonable de darle rumbo al debate público y encaminarnos no solamente a pelear, sino a resolver las broncas.

Pero si seguimos actuando como hechos a mano, depositarios de la verdad absoluta y portadores de una altísima calidad moral, pues no creo que lleguemos muy lejos.

La reforma educativa, el problema en el sistema de salud, el tema de la refinería, el del aeropuerto, el combate a la inseguridad y la corrupción son sin duda cosas que deben debatirse y no debemos dejar de hacerlo.

Pero de la forma en que lo están haciendo unos y otros no habrá avance posible. Apliquemos el cernidor a la hora de ver esos debates.

LAS FIESTAS DEL PITIC

Se pusieron bastante bien las Fiestas del Pitic 2019, celebrando los 319 años de la fundación de Hermosillo Sonora.

Si usted lee esta columna fuera de la capital y tiene chance de venir, hágalo porque no se arrepentirá.

En lo personal siempre he simpatizado con este tipo de esfuerzos porque me parecen un instrumento legítimo que tienen los gobiernos para demostrar que en esta ciudad hay cosas qué presumir, que nos podemos enorgullecer de su origen tanto que hasta hacemos una fiesta e invitamos a todo mundo.

La sociedad necesita “desenojarse” de vez en cuando y son estos momentos, este tipo de eventos en donde se resalta la esencia de la ciudad los que permiten esa catarsis.

En esta ocasión, por ejemplo, resulta que la alcaldesa nos salió muy bailadora, cosa que agrada a muchos. Además de que puso a trabajar a su equipo para organizar le mejor programa posible con el menor presupuesto posible… y lo consiguieron.

Pero además se inventaron las rutas culturales, que fueron como el aperitivo llevado hasta las colonias de Hermosillo para ir haciendo ambiente y vaya que lo lograron.

Hoy se presenta Buika en la plaza Alonso Vidal. Para mañana el cierre será fenomenal, con el concierto de Los Ángeles Azules, en pleno boulevar Rosales frente a la Universidad de Sonora… y es gratis.

Comentarios