No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Cerro de la Campana

En Sonora, el gobernador electo Alfonso Durazo Montaño también expuso que la participación ciudadana es indispensable para la transformación del País y destaca que la consulta es “un parteaguas en la historia de la democracia”.

Por Cerro de la Campana

Con la consulta popular de hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador avanza en el compromiso que hizo antes de llegar a la Presidencia de México para iniciar un proceso para enjuiciar a los ex presidentes.

Desde noviembre de 2018, como Presidente electo, el tabasqueño había adelantado que esta acción sería a través de una consulta y sería para preguntar sobre tres temas: La implementación del Guardia Nacional, el consejo asesor de empresarios y la apertura de expedientes judiciales contra ex presidentes de la República.

Así avanzó hasta esta consulta popular, la primera en México, que busca preguntarle a los 93.5 millones de mexicanos en la lista nominal sobre si dan el sí o no para “emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas en los años pasados”, que en términos populares se entiende como el juicio contra los ex presidentes de los gobiernos priistas Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Enrique Peña Nieto, así como de las administraciones panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Quien ha hecho un llamado a los ciudadanos a participar en este ejercicio organizado por el Instituto Nacional Electoral es el mismo presidente AMLO que está hoy en gira por Nayarit y que dijo ayer que no podrá votar porque no estará cerca de la mesa receptora que le corresponde.

En Sonora, el gobernador electo Alfonso Durazo Montaño también expuso que la participación ciudadana es indispensable para la transformación del País y destaca que la consulta es “un parteaguas en la historia de la democracia”.

De los ex presidentes en la mira de esta iniciativa sólo Vicente Fox y Felipe Calderón han mostrado su rechazo, mientras que el resto sigue sin manifestarse.

El regreso a clases presenciales en plena tercera ola de Covid-19 no sólo tiene a la expectativa a los estudiantes de educación básica sino también a las instituciones de nivel superior.

La comunidad estudiantil y académica de la Universidad de Sonora iniciará el 9 de agosto próximo su ciclo escolar a distancia y se evaluará el escenario epidemiológico para gradualmente retomar a partir del 30 de agosto algunas clases presenciales como lo explicó la rectora María Rita Plancarte Martínez.

Otras instituciones públicas del País como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), así como instituciones de educación superior de entidades como Querétaro, Morelos y Tamaulipas han rechazado regresar a las aulas en el nuevo ciclo que inicia en agosto y han oficializado que buscarán continuar con clases a distancia, al menos en el arranque.

En el caso de la UNAM adelantó que para retornar de forma presencial a los planteles deben registrarse tres semanas consecutivas en semáforo verde ya que se ve con atención que la Cdmx está en semáforo naranja y con un aumento de personas hospitalizadas por Covid.

En lo que coinciden los rectores es que se busca un retorno seguro y evitar que los contagios afecten a la población universitaria.

Hoy concluye el periodo vacacional de verano para los trabajadores de los gobiernos municipal, estatal y federal, por lo que mañana se reintegran a las actividades normales.

En el caso del personal de confianza de los 72 ayuntamientos de Sonora y la administración estatal se alistan para una intensa jornada de trabajo para culminar el proceso de entrega a las autoridades entrantes, que entrarán en funciones el 13 de septiembre en el caso del Gobierno del Estado y las alcaldías el 15 de septiembre próximo.

Comentarios