Columnas Mirón y Cía

Cerro de la Campana

Hay indignación en Sonora por la violencia que se padece y el sentimiento se agudiza cuando en medio de estos hechos criminales, hay niños que sufren heridas y hasta la muerte, como ocurrió ayer en Empalme.

Por Cerro de la Campana

Hay indignación en Sonora por la violencia que se padece y el sentimiento se agudiza cuando en medio de estos hechos criminales, hay niños que sufren heridas y hasta la muerte, como ocurrió ayer en Empalme.

El ataque de un grupo armado en Empalme a una vivienda que incendió, dejó con lesiones graves a dos niños, uno de ellos de 7 años falleció ayer y la niña, de sólo 2 años de edad, y su madre se debaten entre la vida y la muerte.

Y los discursos de las autoridades de todos los niveles de Gobierno suele ser el mismo, independientemente si son las actuales o las del pasado, si son de un color o de otro, que Sonora no tiene los “números” de otros estados. Sin embargo, los casos duelen igual que las masacres en otras entidades porque la percepción es que algo no está funcionando.

Hay acciones como la coordinación a nivel federal, estatal y municipal en la llamada mesa de Seguridad y la Paz en Sonora, pero los ciudadanos no ven más que los comunicados emitidos en cada suceso de impacto sobre que investigan y condenan los hechos porque aún faltan los resultados.

En lo municipal hubo recientemente una apuesta por colocar perfiles militares en las corporaciones municipales y ya lo hicieron Hermosillo, Cajeme, Guaymas y justamente también en Empalme, donde la población espera señales de que se recupere la tranquilidad.

Frente a este grave problema que se tiene en gran parte del País, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, salió a reconocer que reducir los índices de inseguridad y de violencia es un asunto pendiente del Gobierno federal.

Ante el recorte de recursos para Sonora en el presupuesto del 2020, en Palacio Nacional estuvo ayer la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano para pedir más dinero federal al secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Lo mismo hicieron sus homólogos de Veracruz y Puebla, así como de otras entidades que vieron que la propuesta del Ejecutivo federal entregada a la Cámara de Diputados les afectará fuertemente el año próximo en temas como la atención a la salud, educación, seguridad e infraestructura.

La gobernadora Claudia Pavlovich dice confiar en una respuesta positiva del titular de Hacienda y entre los temas planteados están el subsidio para el consumo de energía eléctrica para las familias sonorenses, las obras inconclusas y la compra de los estadios de beisbol Héctor Espino y Tomás Oroz, entre otros.

Los gobernadores emanados de diversas fuerzas políticas acudieron a exponer sus razones y defender sus programas y proyectos, pero en el caso de los mandatarios estatales panistas lanzaron una dura crítica y la advertencia de que si no hay cambios podrían dejar el pacto federal.

Todo hace indicar que habrá movimiento en el gabinete estatal y específicamente se dice que es en el área de la Secretaría de Hacienda donde se esperaría el relevo del titular Raúl Navarro Gallegos, quien desde el inicio de la administración acompaña a la gobernadora Claudia Pavlovich en esa posición.

Lo que ha trascendido es que este cambio se podría realizar en breve y se perfila a Pedro Ángel Contreras López, director general del Isssteson, como quien tomaría las riendas de Hacienda.

Un movimiento como ése cobra mucha atención porque, de concretarse, se presentaría cuando la Gobernadora inicia la ruta hacia su quinto año de administración, pues hay que recordar que mañana cumple cuatro años desde que rindió protesta en el cargo.

Comentarios