Columnas Mirón y Cía

Cerro de la Campana

A decir del presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, el morenista Ricardo Monreal.

Por Cerro de la Campana

Ante la escalada de violencia que se vive en gran parte del territorio nacional hay una urgencia en la Federación y los estados de que opere la Guardia Nacional, por eso se espera que en esta semana que está por iniciar queden las cuatro leyes reglamentarias que permitirán su despliegue.


La Guardia Nacional (GN) es vista como un elemento importante en la estrategia nacional de seguridad y los senadores no sólo tienen la presión de la situación en cuanto incidencia delictiva sino que la fecha límite para la aprobación de la Ley Orgánica de la GN es el sábado 25 de mayo.


A decir del presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, el morenista Ricardo Monreal, que se trabaja con todas las fuerzas políticas para conseguir el consenso en la aprobación de las cuatro leyes reglamentarias que se requieren o por lo menos sacarlas adelante con una mayoría significativa de los legisladores.


Al interior del Senado ya hay discusión y se asegura que un gran avance en la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, la Ley Nacional sobre el Uso Legítimo de la Fuerza, la Ley del Registro Nacional de Detenciones y actualizar la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública.


Sonora junto con otros estados ha solicitado el despliegue de la Guardia Nacional y aunque ya el Gobierno federal tienen detectadas 266 regiones, los gobernadores están sumándose al listado.
En el caso del Estado, desde inicios de este mes la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano expuso que en la entidad se requiere la Guardia Nacional por los hechos violentos que se han registrado en varios municipios, y hace unos días lo hicieron también los mandatarios estatales del Estado de México, Morelos, Guerrero y la jefa de Gobierno de la Cdmx.


En la colaboración que la Sedena y la Marina están teniendo con el Gobierno federal en el arranque de la Guardia, está en la integración de elementos que conformen esta nueva fuerza e incluso en temas de los sitios donde se proyectan instalar las instalaciones en las diversas ciudades del País, que en el caso de la entidad ya se ha adelantado en predios de Hermosillo y Obregón.

La carretera Hermosillo-Bahía de Kino es 
ya una vía de riesgo y la reducción de accidentes es un asunto que debe estar en la agenda de las autoridades locales, pero también en la atención de los ciudadanos porque gran parte de esos percances son por la imprudencia al conducir y por el exceso de velocidad.


Aunque los casos de personas fallecidas a causa de choques, volcamientos y otros 
siniestros carreteros ocurridos en esa vía han disminuido en los últimos cinco años, 
el número de accidentes está en aumento al igual que la cifra de personas que quedan lesionadas.


Esta situación además de alertar a las autoridades, encabezadas por el comisario de Seguridad Pública en Hermosillo, Luis Alberto Campa Lastra, debe ser un llamado para la población que transita por esa carretera, que tiene alto flujo, principalmente por la actividad en los campos agrícolas en la comisaría Miguel Alemán y por el destino turístico de las playas.


Por lo pronto, el personal de la Cruz Roja, en voz del coordinador de Socorristas, Guadalupe Ayala, ve con preocupación este problema ya que los conductores pueden hacer su tránsito más seguro y evitar las tragedias que se han registrado en esta carretera de poco más de 100 kilómetros.

Comentarios