No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Ciudad Obregón

Cuenta Obregón con dos nuevos sacerdotes

El Obispo Felipe Padilla Cardona celebró la ceremonia en el Templo de Fátima.

Avatar del

Por Susana Arana

Daniel Ureña Cota y Leonardo Moctezuma Mora fueron ordenados como sacerdotes en Obregón.

Daniel Ureña Cota y Leonardo Moctezuma Mora fueron ordenados como sacerdotes en Obregón.

Con dos nuevos sacerdotes cuenta la Diócesis de Ciudad Obregón, tras la ordenación de dos seminaristas el pasado viernes, destacó Felipe Padilla Cardona.

El Obispo de la Diócesis expuso que fueron los diáconos Daniel Ureña Cota y Leonardo Moctezuma Mora, quienes fueron ordenados presbíteros, en una celebración en el Templo de Nuestra Señora de Fátima.

Daniel es originario de Moctezuma, Sonora, y realizó sus estudios de filosofía y teología en el Seminario Diocesano de Ciudad Obregón, dijo, mientras que Leonardo es originario de Torreón y pertenece a la Congregación del Santísimo Redentor, y realizó sus estudios de filosofía en el Instituto de Formación Filosófica Intercongregacional de El Salvador, y teología en la Universidad Pontificia de México.

"El primero será sacerdote diocesano y el segundo será sacerdote de tipo religioso", comentó.

En la homilía, el Obispo les solicitó replicar la acción maravillosa que Dios ha tenido con ellos al elegirlos, con todo el pueblo y las diferentes comunidades, en donde les corresponda servir.

El evangelio los invita a ser granos de sal, que la humildad los embargue, los llene y que todo servicio esté compenetrado con la humildad, porque sólo con humildad se puede dar sabor y sentido a las acciones", destacó.

Ambos, deben tener siempre presente el amor de Dios que los eligió para el ministerio, mencionó, y al que desde jóvenes supieron responder con generosidad sabiendo que se trata de un servicio de entrega total en favor, principalmente, de los más necesitados.

Los nuevos sacerdotes hicieron sus promesas de obediencia y posteriormente se postraron para pedir la intercesión de todos los santos de la iglesia católica, y después fueron revestidos con la estola y casulla de los presbíteros.

En esta nota
  • Iglesia católica

Comentarios