Columnas Cosas del Congreso

Cuestiones y enfoques

Por Martín Holguín

Con la novedad de que no podía faltar el sainete de la semana en el Congreso del Estado y hubo un diputado, el cajemense Héctor “Pollo” Castelo que tuvo la ocurrencia… ¡de reprobar al ISAF! (Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización). Según él está muy lejos de ser autónomo y lo calificó como un organismo a modo y con resultados llenos de simulación. Seguramente el diputado debe tener pruebas en la mano porque ya no andan en campaña y como que este tipo de posturas no dejan nada bueno. Si el ISAF es tan corrupto como él dice lo debe denunciar y mostrar los hechos. En el Congreso siguen las pugnas partidistas y los legisladores decidieron que los 17 municipios reprobados por el organismo encargado de la fiscalización de los recursos era demasiado poco y se lanzaron a agregar otros ocho a la lista. Todo sería perfecto si hubieran presentado números y no solamente frases y palabras efectistas, como absurda, cínica o “números maquillados”. Seguimos estacionados en el mismo lugar, los diputados deben entender que tienen una responsabilidad muy seria y deben sustentar sus declaraciones. También entraron al tema de la búsqueda del nuevo fiscal, algo en lo que traen prisa porque para el 25 de octubre deben entregar su lista, con al menos cinco nombres, al Comité Ciudadano de Seguridad Pública. Esa lista debe ser aprobada por al menos 22 legisladores. Hay que esperar que sean más profesionales porque es un cargo de alta trascendencia para Sonora. Las reglas del juego son claras, excepto en el requisito de que no haya conflicto de intereses. ¿Quién va a decidir eso?, ¿de qué se trata? En una semana tendremos ya los nombres de los aspirantes y el jueves de la próxima semana la pelota estará del lado del Comité. Vienen días intensos e interesantes. Los sucesos De nueva cuenta fue una semana llena de novedades políticas. Siguiendo con el Congreso, una petición por transparencia reveló que el capricho de cambiar chapas y llaves a las oficinas de los funcionarios que quisieron despedir costó más de 18 mil pesos. Es un costo alto para que al final de cuentas haya sido rechazada esa idea. Me pregunto si los diputados de Morena (por ejemplo don Héctor “Pollo” Castelo que quiso reprobar al ISAF) van a decirle algo a la señora Mancha. Es una buena prueba para el legislador cajemense, a menos que sea igual que los políticos de toda la vida, eso que no son capaces de ver la viga en su propio ojo. En el mundo de la “grilla”, los reflectores estuvieron sobre la diputada federal y próxima dirigente de la Conade, Ana Gabriela Guevara, quien fue invitada por los Naranjeros a lanzar la primera bola de la temporada. La ex campeona mundial de 400 metros se puso una camiseta del club con el número 21 en la espalda. Sí, el mismo que inmortalizó don Héctor Espino, el mejor beisbolista mexicano de la historia… pero también el número del año en que tendremos elección de Gobernador. Clase de mensaje, que vino acompañado de una ovación cuando fue presentada. El error de ese partido lo cometió Célida López, quien en un afán protagónico fuera de lugar tuvo la ocurrencia de lanzar “la segunda bola”. Pésima estrategia de sus asesores, que deben decirle cuándo sí y cuándo no tratar de “robarse un show” que ya estaba muy definido. En política, la línea entre el éxito y el ridículo es bastante delgada. El sábado fue entregado el tercer informe de Claudia Pavlovich, que transcurrió con altura, sin mayores problemas. Fue tan bien manejado por el lado Ejecutivo y Legislativo en el terreno político, que el “trending topic” se lo llevó la vestimenta de una diputada. Y a nivel nacional resulta que la famosa encuesta para el nuevo aeropuerto se va a hacer en 538 municipios del País y el planteamiento será: “Dada la saturación del AICM, ¿cuál opción plantea usted que sea mejor para el País?: 1.- Reacondicionar el actual aeropuerto de la CDMX y el de Toluca y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía. 2.-Continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto en Texcoco y dejar el actual aeropuerto de la CDMX”. A ver si son capaces de salir bien librados de este raro ejercicio “de libertad de opinión”, donde consultarán a personas que no tenemos la más remota idea del asunto.

Comentarios