No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Príncipe Felipe es sepultado en una cripta; la reina Isabel II se sienta sola en la ceremonia

El sitio de descanso probablemente no sea permanente, ya que al morir la reina podrían cambiar el lugar de sepultura del príncipe hacia el cementerio Real de Frogmore Estate, cerca del castillo Windsor.

Avatar del

Por AP

La bóveda también ha sido el lugar de descanso temporal de casi 30 miembros de la realeza, incluida la madre de Felipe, la princesa Andrés de Grecia.(AP)

La bóveda también ha sido el lugar de descanso temporal de casi 30 miembros de la realeza, incluida la madre de Felipe, la princesa Andrés de Grecia. | AP

WINDSOR.- El príncipe Felipe fue enterrado en la Cámara Real de la Capilla de San Jorge junto con los restos de otros 24 miembros de la realeza, incluidos tres reyes de Inglaterra. Pero probablemente no será su lugar de descanso permanente.

El más grande de los siete sitios de entierro dentro de la capilla, la bóveda alberga los restos del rey Jorge III, cuyo reinado de casi seis décadas incluyó los años de la Revolución Americana. Sus hijos, el rey Jorge IV y el rey Guillermo IV, también están enterrados allí.

La bóveda también ha sido el lugar de descanso temporal de casi 30 miembros de la realeza, incluida la madre de Felipe, la princesa Andrés de Grecia. Sus restos fueron trasladados al convento del Monte de los Olivos en Jerusalén, donde ahora se encuentran cerca de su tía, la gran duquesa Serge de Rusia.

El rey Jorge VI, padre de la reina Isabel II, fue enterrado en la bóveda real durante 17 años antes de que sus restos fueran trasladados a la capilla conmemorativa del rey Jorge VI en St. George en 1969. Su esposa, la reina Isabel, la reina madre y su hija, la princesa Margaret, fue enterrada junto a él después de su muerte en 2002.

Después de la muerte de la reina Isabel II, se espera que ella y Felipe sean enterrados en el cementerio real de Frogmore Estate cerca del castillo de Windsor.

Con bandas militares y una procesión real, el príncipe Felipe fue sepultado el sábado en una ceremonia fúnebre que honró su vida de servicio al país, la corona y su esposa, la reina Isabel II. La monarca británica viuda, dando ejemplo en medio de la pandemia del coronavirus, se sentó sola en la ceremonia.

Philip, quien murió el 9 de abril dos meses antes de su cumpleaños número 100, estaba siendo honrado en el Castillo de Windsor en un servicio que estaba impregnado de tradición militar y real, pero también reducido e impregnado de su propia personalidad.

 

Toda la procesión y el funeral tuvieron lugar fuera de la vista del público dentro de los terrenos del castillo, una residencia real de 950 años a 20 millas (30 kilómetros) al oeste de Londres, pero se transmitió en vivo por televisión.

En esta nota

Comentarios