No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Tras despedir a ministro de Salud, Bolsonaro busca deshacer aislamiento

Cuatro días después de despedir a su ministro de salud en plena pandemia de coronavirus, Jair Bolsonaro busca poner fin a las políticas de aislamiento social.

Avatar del

Por AP

Cuatro días después de despedir a su ministro de salud en plena pandemia de coronavirus, Jair Bolsonaro busca poner fin a las políticas de aislamiento social.(AP)

Cuatro días después de despedir a su ministro de salud en plena pandemia de coronavirus, Jair Bolsonaro busca poner fin a las políticas de aislamiento social. | AP

SAO PAULO. — Cuatro días después de despedir a su ministro de salud en plena pandemia de coronavirus, el presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo el lunes que quiere que esta semana se ponga fin a las políticas de aislamiento social a nivel nacional, aunque muchos estados brasileños señalan que están comprometidos con ellas.

Casi todos los estados brasileños tienen las medidas de quedarse en casa vigentes, algunos hasta mediados de mayo. El principal tribunal del país falló que los gobernadores y alcaldes pueden tomar la decisión sobre las medidas de aislamiento social sin importar la postura del gobierno federal. Mientras tanto, Bolsonaro quiere que rápidamente se reabran para frenar el deterioro de la economía del país.


“Todo lo que se hace en exceso termina generando problemas. Estas medidas no llegaron a su objetivo en algunos estados”, dijo Bolsonaro a la prensa frente a la residencia presidencial en Brasilia. “Espero que sea la última semana de esta cuarentena, de esta forma de luchar contra el virus”.

El presidente brasileño apoya un modelo menos restrictivo donde sólo los grupos de alto riesgo estén confinados en casa.

Después de que Bolsonaro reemplazó al crítico Luiz Henrique Mandetta con Nelson Teich como ministro de salud, varios gobernadores y alcaldes indicaron que consideraban medidas de aislamiento más estrictas.

Teich había publicado previamente un artículo que defendía la cuarentena, pero no se ha expresado desde el ambiguo discurso de presentación del viernes y no es claro qué hará en el puesto.

Bolsonaro habló un día después de reunirse al aire libre con decenas de partidarios que quieren que cierre el congreso y tribunal supremo del país. Su presencia en dicha demostración genera extensa indignación en un país que soportó una dictadura militar entre 1964 y 1985.

El presidente brasileño negó que atacaba la democracia, pero dijo: “En realidad soy la constitución”.

Hasta ahora, el nuevo ministro de salud no ha criticado la presencia de su jefe en la reunión al aire libre, que viola las recomendaciones de muchos profesionales de atención médica.

En esta nota

Comentarios