Tendencias
Cintilla de tendencias

Alexander Millán

Virus coxsackie

Elon Musk

Eugenio Derbez

Reni Eddo-Lodge: "Tiene sentido que la gente quiera parecer blanca en una sociedad que alaba la piel blanca y el pelo liso"

"Por qué no hablo con blancos sobre racismo" es un bestseller que ha puesto de relieve el tema de la raza y la desigualdad, convirtiéndose en una "lectura esencial" para muchos". BBC Mundo te trae una entrevista con su autora, la galardonada periodista Reni Eddo-Lodge.

Avatar del

Por Norberto Paredes - HayFestivalCartagena@BBCMundo

BBC News | Mundo
Reni Eddo-Lodge.
Getty Images
Reni Eddo-Lodge.

"Ya no hablo con blancos sobre el tema del racismo. No todos los blancos, solo la gran mayoría que se niega a aceptar la legitimidad del racismo estructural y sus síntomas".

Luego de darle clic a publicar, Reni Eddo-Lodge cerró su computadora, pensando que la nueva entrada en su blog la leerían sus fieles lectores y quizás, con un poco de suerte, unos cuantos más.

Jamás pensó que la famosa publicación de 2014 se volvería viral y que su vida daría un vuelco.

La periodista, autora y activista londinense obtuvo poco después un contrato para escribir "Why I'm No Longer Talking to White People About Race" (Por qué no hablo con blancos sobre racismo), una obra que ha recibido críticas abrumadoramente positivas y ha sido calificada como una lectura "esencial" por muchos.

Desde su publicación en 2017, se ha convertido en uno de los libros más vendidos en Reino Unido, logrando despachar más de un millón de copias en inglés.

La obra, que ha sido traducida al español, al francés, entre otros idiomas, hizo que Reni Eddo-Lodge se convirtiera en 2020 en la primera autora británica negra en encabezar las ventas de libros de su país.

A casi cinco años de su lanzamiento, Eddo-Lodge sigue con su lucha educando y dándole herramientas a la gente para continuar con una conversación que resulta difícil para muchos: el racismo en nuestras sociedades.

Como parte de esta lucha, la galardonada autora habla con BBC Mundo de temas en los que se ha vuelto una referencia: privilgegio blanco, discriminación, desigualdad y, por supuesto, racismo.


Este libro ha sido calificado como esencial para todo el mundo. Algunas personas me han dicho que antes de leer el libro solían hacer o decir cosas racistas, sin darse cuenta. Las críticas han sido abrumadoramente positivas, la obra ha ganado varios premios y la han traducido a varios idiomas. ¿Te esperabas todo esto? ¿Cómo te sientes al saber el impacto que el libro ha tenido en tanta gente?

No tenía absolutamente ninguna expectativa sobre el libro. De hecho, cuando fue publicado sentí que el trayecto había terminado para mí.

Había estado trabajando, haciendo activismo y escribiendo sobre estos temas por mucho tiempo antes de obtener el contrato por el libro, así que no anticipé tener ningún tipo de impacto en la vida de nadie. No esperaba que los lectores se involucraran tanto, que la gente lo recomendara.

Mi editora en Reino Unido hizo un excelente trabajo, pero siento que fue más un éxito de boca a boca, gracias a la gente que hablaba del libro en sus comunidades, particularmente el año pasado cuando se convirtió en el número uno en los récords de venta de Reino Unido.

Al hablar de raza, muchas personas blancas no son realmente capaces de ver su privilegio blanco. ¿Cuál es tu reacción típica ante ese tipo de situación y cómo tienes una conversación con esas personas?

Ahora las cosas son muy diferentes para mí, comparadas a cuando escribí aquella publicación en 2014.

En aquel momento creo que hacía un trabajo digno, pero que no estaba siendo compensado ni visto como algo importante para la sociedad.

Sin embargo, ahora estoy en el ojo del huracán, así que en mi día a día pocas veces entro en contacto con gente así.

Sobre todo en el contexto laboral, la mayoría de la gente blanca con la que interactúo está de acuerdo con que vivimos en un mundo que aún está muy moldeado por el racismo.

Antes de todo este éxito del libro, y de que la gente me conociera gracias a él, había decidido guardar un voto de silencio, y por eso es que escribí aquel texto, "Por qué no hablo con gente blanca de raza", pogrque encontraba extremadamente difícil intentar hablar de, no sólo mi experiencia personal, sino de hechos más amplios.

Me decían que me callara, que todo estaba en mi cabeza, que quizá estaba paranoica, que estaba creando una tormenta en un vaso de agua.

En una discusión sobreracismo, mucha gente va a querer hacerte sentir así.

Absolutamente. Porque molesta el rumbo habitual de las cosas. Martin Luther King Jr escribió en los años 60 una carta que utilizo en mi libro y en la que habla de la paz negativa con la ausencia de tensión, en contraposición de la paz positiva con la presencia de la justicia.

Mucha gente cree en esa idea de que hay que "meterlo debajo de la alfombra", teniendo paz negativa sin conflicto, incluso si un poco de conflicto y desacuerdo conlleva a un lugar más justo.

Recibí mucha hostilidad cuando escribí aquella publicación y sentí que por mi propia salud mental tenía que alejarme de esa conversación.

¿Actualmente crees que a veces es necesario alejarse de ese tipo de conversaciones y evitarlas?

Hablaba de mí hace 8 años, en 2014. Dios, ¡eso me hace sentir vieja! (risas). Fue hace mucho tiempo.

Las cosas han cambiado dramáticamente. Y estoy orgullosa de decir que creo que mi trabajo ha tenido un rol haciendo que las cosas cambien.

Ha desencadenado que se tengan estas conversaciones difíciles. Siempre dije que quería que el libro se utilizara como una herramienta. Que la gente dijera: "Sabes, quizá ahora no pueda tener esta conversación con este contexto, pero lee este libro y podemos conversar luego".

No creo que las cosas estén tan mal ahora. Creo que hay una línea de división más pronunciada. Soy de las que piensan que cuanto más sabes mejor estás. Cuando obtienes la información, sabes cómo mejorar.

Pero hay algunos sectores de la sociedad que, frente a la evidencia del racismo estructural y el legado del comercio transatlántico de esclavos, buscan defender y minimizar el impacto que esto tiene en la vida de la gente y negar el dolor que causa.

Hay gente que pasa mucho tiempo desestimando el antirracismo.

Vengo de Latinoamérica y no sabes cuántas veces he escuchado la narrativa de que en nuestros países no hay racismo, que nuestro problema tiene más que ver con la clase social. Y he notado que incluso ahora en 2022, vas a algunos lugares en Ciudad de México o Caracas, y la gente te mira de una manera rara si tienes la piel oscura… ¿Por qué algunas personas no ven eso? ¿Es realmente que no lo ven o que simplemente no quieren verlo? ¿Están en negación?

Yo creo realmente que esa negación viene con buenas intenciones. Viene de una muy profunda creencia de querer que el mundo en el que vivimos sea una sociedad justa.

Pero es erróneo aferrarse a esa creencia, cuando la evidencia muestra que no vivimos en una sociedad justa.

Creo que esa es la razón. No condeno completamente a la gente que entra en esa negación, porque viene de una imagen idealista del mundo.

Pero sí condeno a la gente que, frente a evidencias concretas, sigue negando que hay racismo.

Es preocupante e imprudente y no busca crear aquella sociedad justa en la que ellos creen que ya vivimos.

En países como Francia y Alemania no se recogen datos sobre la raza, bajo el argumento de "egalité, fraternité" y de que todos somos iguales ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Cuál es tu opinión sobre esas personas que dicen: "No veo raza, para mí todos somos iguales"?

Mi posición al respecto ha cambiado un poco. Creo que es absolutamente vital, que necesitamos un registro de esa información para poder rastrear la desigualdad.

Si podemos rastrearla, también podemos trabajar para mejorarla y luego rastrear el progreso.

Reni Eddo-Lodge.
Getty Images
Reni Eddo-Lodge se convirtió en 2020 en la primera autora británica negra en encabezar las ventas de libros de su país.

Sin embargo, siendo británica y viviendo en un país que ha estado rastreando esos números por mucho tiempo, puedo decir que Reino Unido es un excelente ejemplo de que recolectar esos datos no necesariamente significa que hay una voluntad o un deseo para desafiar y alterar la desigualdad.

También en Francia hay teorías como el gran reemplazo, que pueden verse como una forma de racismo y propaganda, algunos grupos en otros países tienen una narrativa similar cuando hablan de inmigrantes, en España, en Alemania, aquí en Gran Bretaña. ¿Qué piensas de este miedo a un planeta negro?

Es preocupante ver toda esta teoría del gran reemplazo convertirse en mainstream, porque entiendo que viene directamente de neonazis.

Cuando era estudiante a principios de los 2010, iba a marchas antifascistas, me organizaba contra el Partido Nacionalista Británico, etc., vi y estudié sobre el neonazismo, escuché lo que estaban proponiendo.

Hablaban de que los inmigrantes venían y cambiaban la estructura social, hablaban de que los blancos se estaban convirtiendo en una minoría en sus propios países.

Todo eso es neonazi. Entrevisté al líder del Partido Nacionalista Británico para el libro, porque quería que los lectores dibujaran una línea entre lo que ellos decían en 2008 y lo que dicen actualmente políticos que la gente considera como centristas.

¿Cómo te sientes acerca del término racismo antiblancos? Es un término que irrita a muchas personas, ¿cómo debates con alguien que insiste en que existe el racismo contra los blancos?

Tenemos que hacer un análisis del poder. Hay muchas maneras en que la gente que se percibe como blanca puede ser discriminada, pero no tienen mucho que ver con el hecho de que sean blancos.

La gente blanca puede ser discriminada por ser mujer, LGBT o clase trabajadora, pero ¿racismo antiblanco? Los datos simplemente no respaldan tal cosa.

El panorama general no muestra que los blancos estén sufriendo de racismo estructural en la sociedad porque son blancos.

Sí sé que algunos sienten que la acción positiva o las estructuras para promover la diversidad son desventajosas para la gente blanca.

Hablando de la acción positiva, mucha gente, especialmente genta blanca, critica la discriminación positiva,¿crees que necesitamos más discriminación positiva para lidiar con el racismo estructural?

Soy una autora y no estoy involucrada en el mundo corporativo, así que no puedo pretender ser una experta en reclutamiento, pero lo que puedo decir es que los datos muestran que no parecen haber otras alternativas actualmente para redireccionar el balance de desigualdad en ese tipo de organizaciones y estructuras.

Se habla mucho de la discriminación positiva en el área de reclutamiento, esquemas de pasantías y de diversidad, etc.

Puedo entender por qué algunas personas se oponen a la idea, pero siempre ha habido una discriminación positiva informal y te das cuenta al mirar el liderazgo de corporaciones y organizaciones que tiende a ser bastante homogéneo.

Eso no es por error, ¿por qué la gente con poder en esas organizaciones tiende a ser blanca y de sexo masculino?

¿Solamente los hombres blancos son talentosos y tienen visión de negocios y por eso pueden llegar a lo más alto?

Ya ha habido este tipo de discriminación positiva. Lo que mucha gente está tratando de hacer ahora es redireccionar el balance para hacer que el liderazgo en las organizaciones sea más representativo de las sociedades y de las comunidades a las que sirven.

En América Latina, Asia y algunas otras partes del mundo no es raro que algunas personas traten de imitar "ser blancas"Algunos usan cremas para blanquear la piel, a las niñas les dicen que se alisen el afro desde que son pequeñas, que en América Latina le dicen "el pelo malo. ¿Cómo empiezas a cambiar la mentalidad de esas personas a las que se les ha dicho durante siglos que el cabello afro está mal y que ser blanco es la norma?

Como dices, tiene sentido que la gente quiera parecer blanca en una sociedad que alaba la piel blanca y el pelo liso como los estándares de belleza deseables y que considera a la gente con esas características más atractiva sexualmente, más competente en el trabajo y más respetable en la sociedad.

No busco menospreciar a la gente que hace eso. Yo no lo haría, he llevado mi pelo natural por más de una década ya.

Sin embargo, puedo entender por qué lo hacen: parece lógico hacerlo en una sociedad que alaba eso.

Creo que ahora estamos viendo mejoras en los medios y en la cultura en cuanto a diversidad, color de piel, diferentes tipos de cuerpo y sexualidades.

Ahora hay más imágenes positivas de atributos que no siempre se han considerado deseados por la sociedad, y eso es precisamente lo que necesitamos: imágenes positivas en los medios.

Esto es genial particularmente para los jóvenes. Yo recuerdo que cuando era joven me juzgaba a mí misma con esos estándares.

¿Crees que ahora eres más paciente que cuando escribiste aquella publicación en la que en cierto modo mostraste que se te había agotado la paciencia?

Ya no siento la obligación de meterme en toda conversación y elaborar un caso antirracista todo el tiempo. Siento que el libro probablemente hace eso por mí.

También viene con la edad. Yo escribí aquella publicación post cuando tenía 24, el libro fue publicado cuando tenía 27 y ahora estoy comenzando mis 30.

No sé si ahora soy más paciente, quizá ahora soy más relajada.

Has descrito anteriormente cómo el racismo afecta la salud mental, ¿cómo se manifiesta desde tu experiencia?

Si por mucho tiempo tratas de compartir tu experiencia con el racismo y repetidamente te cancelan, o no te creen, eso crea una retroalimentación que hace que esperes lo peor de la gente.

Contribuye a que te vuelvas un poco paranoica, desconfiada o incluso puede llevar a la depresión.

Esto es algo más allá del racismo. Si tratas de abrirte y mostrar vulnerabilidad y dices que esto te duele y la gente te responde: "estás exagerando, mientes, no es tan malo". Eso lleva a una situación en la que sientes que no puedes confiar en la gente de tu comunidad.

Desde la primera edición del libro, después de todos los debates que ha suscitado, has añadido algunos capítulos nuevos. ¿Sientes que ahora en 2022 al libro le falta algo que te gustaría añadir?

Sí, definitivamente le estoy agregando cosas (risas).

Este verano es el quinto aniversario de su publicación, así que le estoy añadiendo cosas para celebrar el aniversario porque mucho ha cambiado desde entonces.

Pero, es secreto (risas). No puedo decir nada ahora.

Ha pasado casi una década desde que escribiste esa publicación en tu blog, ¿todavía te encuentras con personas que se niegan a aceptar la legitimidad del racismo estructural? Y si es el caso ¿todavía te negarías a abordar el tema de la raza con la gente blanca que niega tal cosa?

Uno de los resultados de haber logrado un trabajo tan exitoso, ya se han vendido cerca de un millón de copias en inglés, es que a veces la gente trata de localizarte para discutir contigo, gente que no cree que el racismo estructural existe.

Creo que son libres de discutir eso con su tiempo y en sus plataformas, pero personalmente no discuto con ellos. Ya yo hice mi caso, con mi trabajo.

No soy una maquina vendedora a la que le metes una moneda y te va a salir con un argumento. Yo los dejo ser.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

bbc news | mundo - footer
En esta nota

Comentarios