No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

La jueza de la Corte Suprema de EU, Ruth Bader Ginsburg, fue hospitalizada por posible infección; líder del ala liberal

La pregunta sobre quién podría ser su reemplazo continúa, especialmente este 2020 en que la Corte Suprema desempeña un papel importante en las elecciones presidenciales.

Avatar del

Por El Imparcial

La jueza de la Corte Suprema de EU, Ruth Bader Ginsburg, fue hospitalizada por posible infección; líder del ala liberal(EFE)

La jueza de la Corte Suprema de EU, Ruth Bader Ginsburg, fue hospitalizada por posible infección; líder del ala liberal | EFE

BALTIMORE, Maryland.- Este martes Ruth Bader Ginsburg, jueza de la Corte Suprema de  Estados Unidos, fue ingresada al Hospital Johns Hopkins en Baltimore por una posible infección y permanecerá durante unos días, informó el máximo tribunal.

Ginsburg, de 87 años, es la integrante más antigua de la Corte, ya que en 1993 fue nombrada por el entoces presidente Bill Clinton. Liderando así el ala liberal, por lo que su estado de salud ha sido reiteradamente un tema público, de preocupación y especulación.

Asimismo, la pregunta sobre quién podría ser su reemplazo continúa, especialmente este 2020 en que la Corte Suprema desempeña un papel importante en las elecciones presidenciales.

De ser reelegido Donal Trump establecería la mayoría conservadora del Tribunal, en comparación al ex vicepresidente Joe Biden, quien optaría por una minoría liberal de la Corte.

Mediante un comunicado, el Tribunal Supremo indico que la jurista, que se ha enfocado en la lucha por la igualdad legal de género, presentó fiebre y escalofríos ayer lunes. En un primer momento fue trasladada al Hospital Sibley Memorial, en Washington D.C.

Posteriormente, le realizaron un procedimiento endoscópico "para limpiar un stent de conducto biliar que se colocó en agosto pasado", se lee en el documento. Continuó Ginsburg continuará siendo atendidada en el nosocomio para recibir antibióticos intravenosos, y está "descansando cómodamente".

Previamente, en mayo la abogada neoyorkina fue internada en el Johns Hopkins para un tratamiento no quirúrgico de un padecimiento benigno de la vesícula biliar. En 2019 fue tratada por fiebre y escalofríos. En cuatro ocasiones recibió tratamiento por cáncer, pero el año pasado entro en remisión.

Finalmente, como en otros momentos, desde el hospital Ginsburg estuvo presente en una deliberación sobre un caso de pena de muerte, donde se pronuncio en contra, no obstante que la mayoría conservadora de la Corte Suprema votó porque se realice la ejecución federal.

Con información de The Washington Post

En esta nota

Comentarios