No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Imán es encarcelado por violación sexual de seis menores en Marruecos

Este caso estalló cuando la madre de una niña en Ezmij, en las afueras de Tánger, acusó al imán de la mezquita de abusar sexualmente de su hija durante seis años desde que tenía siete.

Avatar del

Por EFE

Imán es encarcelado por violación sexual de seis menores en Marruecos(Pixabay / Ilustrativa)

Imán es encarcelado por violación sexual de seis menores en Marruecos | Pixabay / Ilustrativa

RABAT, Marruecos.- Un imán de una mezquita rural en la región de Tánger, en el norte de Marruecos, fue enviado a prisión tras comparecer ante la Fiscalía de la ciudad acusado de abusar sexualmente de al menos seis menores cuando les impartía clases coránicas.

Este sábado la Fiscalía informó en un comunicado de que el juez de Instrucción decidió encarcelar al "funcionario religioso" en la Prisión Tánger 1.


El imán está acusado de violación sexual y desfloración (pérdida de virginidad) de acuerdo con los artículos 485, 487 y 488 del Código Penal, que prevé penas de hasta treinta años de prisión cuando dicho delito es cometido contra menores de edad.


 


Los hechos se dieron a conocer cuando la madre de una niña en la aldea de Ezmij, en las afueras de Tánger, acusó al imán de la mezquita de la aldea de abusar sexualmente de su hija durante seis años desde que tenía siete.


Según informaron los pasados días varios medios locales, el religioso abusaba de las niñas a las que daba clases coránicas en el lugar de culto y golpeaba a aquellas que no podía agredir.

Este caso se produce tras otro registrado en la ciudad de Tánger y que ha conmocionado al país: el del secuestro, agresión sexual y asesinato de un niño de 11 años por parte de un vecino.


Tras estar desaparecido durante seis días y después de una enorme campaña en las redes en las que se difundieron sus fotos, el cadáver del menor Adnan fue encontrado el pasado sábado por la noche, enterrado debajo de un árbol cerca de su domicilio.


El crimen disparó una enorme ola de indignación con sentadas de protesta y llamamientos en las redes para castigar al autor con la pena de muerte, un castigo que no se aplicaba en el país magrebí desde 1993, aunque sigue establecido por el Código Penal.

En esta nota

Comentarios