No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Francia: Ikea deberá pagar 1.2 mdd por espionaje masivo a empleados

La tienda de muebles Ikea, deberá pagar 1.2 mdd por haber espiado a empleados entre 2009 y 2012 en Francia.

Avatar del

Por Redacción/GH

La tienda de muebles Ikea, deberá pagar 1.2 mdd por haber espiado a empleados entre 2009 y 2012 en Francia.(Pixabay)

La tienda de muebles Ikea, deberá pagar 1.2 mdd por haber espiado a empleados entre 2009 y 2012 en Francia. | Pixabay

FRANCIA.- La cadena de muebles Ikea deberá pagar cerca de 1.2 millones de dólares, luego de ser multada por Francia junto a uno de sus antiguos directores generales, al ser señalados de espiar a varios de sus empleados entre 2009 y 2012.

Ante esto la fiscalía había pedido que Ikea en Francia fuera multada con dos millones de euros y Jean Louis Baillot, expresidente y director general de la firma, recibiera una pena de prisión, pero pese a que los responsables fueron acusados de “espionaje masivo”, el tribunal penal de Versalles solo los condenó a penas menores tras ser declarados culpables de robar los datos personales de sus trabajadores mediante acciones fraudulentas. 

Tras el juicio celebrado en marzo pasado y que tuvo una duración de dos semanas, Baillot, quien estuvo a cargo de Ikea desde 1996 hasta 2002, negó haber ordenado el espionaje a los empleados, sin embargo fue condenado a dos años de prisión en suspenso y deberá pagar una multa de 50 mil euros, también fue absuelto de otros cargos en su contra, como violación del secreto profesional. 

Francia: Ikea deberá pagar 1.2 mdd por espionaje masivo a empleados
Francia: Ikea deberá pagar 1.2 mdd por espionaje masivo a empleados. Foto: Pixabay

EMPLEADOS Y CLIENTES ERAN VIGILADOS

Por su parte, Stefan Vanoverbeke, expresidente y director general de Ikea Francia de 2010 a 2015, y sucesor de Baillot, fue absuelto como lo solicitó la fiscalía al no contar con pruebas en su contra. 

Tal caso puso al descubierto el sistema de vigilancia que se mantenía en contra de los trabajadores y clientes de la compañía, que iba desde conocer sus antecedentes penales, su modo de vida y la información respecto a su patrimonio.

Exdirectivos de la firma, directores de las tiendas, personal de la policía y el jefe de una empresa de investigación privada, participaron en el estrado para contar su versión de lo ocurrido entre 2009 y 2012, pero que de acuerdo al fiscal se venía presentando desde inicios del 2000.

Finalmente, Jean- François Paris, exjefe de seguridad de Ikea Francia de 2002 a 2012, fue condenado a 18 meses de prisión en suspenso y castigado con una multa de 10 mil euros, luego de reconocer “controles masivos” de empleados.
 

En esta nota

Comentarios