Mundo

Fiscales en EU no aplicarán leyes antiaborto

Un grupo de fiscales estadounidenses se comprometió este viernes a no iniciar procesos judiciales que deriven de las nuevas leyes que buscan restringir el acceso al aborto.

Avatar del

Por AFP

Fiscales en EU no aplicarán leyes antiaborto(AFP)

Fiscales en EU no aplicarán leyes antiaborto | AFP

WASHINGTON, EU.- Un grupo de fiscales estadounidenses se comprometió este viernes a no iniciar procesos judiciales que deriven de las nuevas leyes que buscan restringir el acceso al aborto en varias regiones de Estados Unidos.

Los 42 fiscales electos dijeron en un comunicado conjunto que las nuevas leyes de estados como Alabama, Missouri y Georgia, entre varios otros, "violan los derechos constitucionales que han sido la ley del país por casi 50 años". 

En su texto, el grupo hace notar que "muchas de estas nuevas leyes son tan ambiguas" que criminalizan prácticamente a cualquier persona involucrada en un proceso de aborto.
  
Algunos de los firmantes de la declaración vienen de estados que ya han restringido ampliamente el acceso a la interrupción del embarazo pero otros se desempeñan en estados en los que todavía es sencillo acceder a este tipo de intervención.

El derecho al aborto en Estados Unidos está regido por el fallo de la Corte Suprema en el histórico caso "Roe vs. Wade" de 1973, que determinó que el derecho fundamental de la privacidad es "tan amplio como para abarcar la decisión de una mujer sobre si terminar o no su embarazo".

Esa decisión prevé restricciones para el procedimiento solo después del primer trimestre de embarazo.

A mediados de mayo, el gobernador de Alabama, en la región sureste de Estados Unidos, aprobó la ley más dura contra el aborto en todo el país. Según la norma, el aborto queda prohibido con la sola excepción de que el embarazo ponga en riesgo la vida de la madre o si el feto está afectado por una enfermedad mortal.  

En otros seis estados, la legislación ha cambiado para ilegalizar cualquier tipo de aborto luego de que se detecte un latido del feto, que es cerca de las seis semanas de embarazo.

Las nuevas leyes no se están haciendo cumplir en parte porque entran en conflicto con el precedente de la Corte Suprema pero quienes las apoyan, sin embargo, dicen que su objetivo real es desafiar al máximo tribunal y generar la oportunidad de revertir el "Roe vs. Wade".

Es una posibilidad que puede no ser tan descabellada después de todo. La Corte Suprema está dominada actualmente por jueces conservadores y el mismísimo presidente Donald Trump se ha definido como "fuertemente provida".
 

En esta nota
  • Ley antiaborto

Comentarios