No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Con engaños llevan chinas a Brasil y las prostituyen

Doce mujeres chinas fueron rescatadas de un sitio en Sao Paulo, donde un hombre las obligaba a prostituirse.

Avatar del

Por EFE

El establecimiento funcionaba aparentemente como karaoke, pero se traaba tan solo de una fachada para el negocio de prostitución.(Pixabay)

El establecimiento funcionaba aparentemente como karaoke, pero se traaba tan solo de una fachada para el negocio de prostitución. | Pixabay

SAO PAULO, Brasil.- Doce mujeres chinas que eran obligadas a prostituirse en un establecimiento nocturno en el centro de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, fueron liberadas por la Policía este miércoles en una operación que permitió la captura de una persona, informaron fuentes oficiales.

Las mujeres, que no hablan portugués e ingresaron a Brasil como turistas, fueron halladas en los fondos de un local que funcionaba como karaoke en el céntrico barrio de Bom Retiro y en donde vivían y atendían a los clientes, según la Policía Civil del estado de Sao Paulo.

El hombre detenido, igualmente de procedencia china y que al parecer era el gerente del establecimiento, tenía en su poder los pasaportes de las mujeres.

Por lo que pudieron explicar a la Policía con la ayuda de un traductor de mandarín, las mujeres afirmaron que viajaron a Brasil con la promesa de falsos empleos y que la persona que las recibió les retuvo los pasaportes y las obligó a prostituirse.

El caso de trata de blancas comenzó a ser investigado hace quince días cuando una de las mujeres consiguió avisar de su situación a familiares en China desde el teléfono móvil de unos de sus clientes.

El caso fue denunciado ante la Policía en China, que entró en contacto con la Policía Civil de Sao Paulo y ofreció las informaciones que tenían los familiares.

Pese a que la Policía tenía previsto registrar el establecimiento en la tarde de este miércoles tuvo que anticipar el operativo y realizarlo en la mañana debido a que recibió la información de que el primo de una de las mujeres se había presentado en la vecindad buscando informaciones sobre su familiar.

Pese a que el establecimiento, identificado con un letrero en su puerta en chino en que se anunciaban "diversiones, funcionaba como karaoke, al parecer se trataba tan solo de una fachada para el negocio de prostitución.

La Policía informó de que inicialmente abrió una investigación por el crimen de favorecimiento sexual pero que puede acusar a los responsables de retención ilegal de personas en caso de que se compruebe que las mujeres eran impedidas de abandonar el establecimiento.

En esta nota

Comentarios