No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

"Chernobyl flotante": La central nuclear de Rusia que alarma al mundo

Según medios, se trata de la ambición de Rusia de llevar energía eléctrica a una región rica en minerales. 

Avatar del

Por Redacción GH

Planta nuclear flotante llamada Akademik Lomonosov.

Planta nuclear flotante llamada Akademik Lomonosov.

Una planta nuclear flotante llamada Akademik Lomonosov se remolcará el próximo mes a través de la Ruta del Mar del Norte hasta su destino final en el lejano Oriente tras casi dos décadas en construcción. 

De acuerdo con CNN, es parte de la ambición de Rusia de llevar energía eléctrica a una región rica en minerales. 

La plataforma de 144 metros de largo pintada con los colores de la bandera rusa, va a flotar a unos 6 mil 437 kilómetros de Moscú y suministrará electricidad a los asentamientos y empresas que extraigan hidrocarburos y piedras preciosas en la región Chukotka. 

Según el medio, también está en juego una agenda más amplia, la cual consiste en ayudar a los planes ambiciosos de expansión del Ártico del presidente Vladimir Putin y que han generado preocupaciones geopolíticas en Estados Unidos. 

Akademik Lomonosov, clave para los planes para desarrollar la economía en la región, será la planta nuclear que opere más al Norte del mundo. 

Cerca de 2 millones de rusos viven cerca de la costa ártica en pueblos y ciudades similares a Pevek, lugares que a menudo solo son accesibles por avión o barco, según el clima, pero generan hasta 20% del PIB del país y se clave para los planes de Rusia de aprovechar riquezas ocultas del petróleo y el gas del Ártico a medida que se reducen las reservas de Siberia. 

Centrales nucleares flotantes, ¿ayudan o perjudican?

Según información de CNN, las centrales nucleares flotantes podrían ayudar a suministrar energía a áreas remotas sin compromisos a largo plazo, sin embargo, el concepto de un reactor nuclear estacionado en el Mar Ártico ha generado críticas de ambientalistas. 

Greenpeace apodó a la plataforma como “Chernobyl on Ice” o “Chernobyl flotante” antes de que despertara el interés del público por la catástrofe de 1986 gracias a la serie de HBO. 

Por su parte, la compañía estatal a cargo de proyectos nucleares de Rusia, Rosatom, dice que tanto las críticas como el apodo “no están bien fundamentados”.

“Por supuesto, lo que sucedió en Chernobyl no puede volver a suceder … y como se va a estacionar en las aguas árticas, se enfriará constantemente y no falta agua fría”, comentó la empresa. 

No es una idea nueva

La idea en sí no es nueva. El ejército de Estados Unidos utilizó un pequeño reactor nuclear instalado en un barco en el Canal de Panamá durante casi una década en los años sesenta. 

Una compañía energética estadounidense, PSE & G, encargó que frente a la costa de Nueva Jersey se estacionara una planta flotante. 

En la década de 1970 se detuvo el proyecto debido a la oposición pública y a las preocupaciones sobre el medio ambiente. 

¿Qué pasó después de la catástrofe de Chernobyl?

Tras la catástrofe de Chernobyl, la industria nuclear civil de Rusia tuvo que enfrentarse a preguntas públicas que dieron forma a las preocupaciones sobre el “átomo pacífico” durante las siguientes décadas. 

Frenar la construcción de 12 plantas nucleares afectó no solo a los proyectos masivos a escala de Chernobyl, sino también a la desaceleración del uso de reactores de baja potencia como el que se convertiría en la estación flotante. 

La explosión en Chernobyl causó directamente alrededor de 31 muertes y millones de personas estuvieron expuestas a niveles peligrosos de radiación.

El número final de muertes como resultado de la exposición a la radiación a largo plazo es muy discutido: La ONU predijo hasta 9 mil muertes relacionadas con el cáncer en 2005, mientras que Greenpeace estimó hasta 200 mil muertes, teniendo en cuenta otros problemas de salud relacionados con el desastre, sin embargo, la Rusia moderna no ha visto nada cercano a Chernobyl.

Rosatom , la compañía estatal a cargo de proyectos nucleares de Rusia ha sostenido que su registro industrial es confiable y seguro, y que sus reactores se han modernizado y mejorado. 
 

En esta nota
  • Rusia
  • Vladimir Putin
  • Chernobyl

Comentarios