No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Ataques con martillo y asfixia, 3 feminicidios que sufre Perú en 2020

Perú intenta reponerse de la ola de violencia que dejó el 2019, el año más difícil en una década para el país; tres feminicidios en lo que va de 2020 es una cifra poco alentadora. 

Avatar del

Por EFE

Por su parte, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, aseguró que sí se han dado avances en la materia, como el paso a "la sinceridad para ver lo que es el machismo".(EFE)

Por su parte, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, aseguró que sí se han dado avances en la materia, como el paso a "la sinceridad para ver lo que es el machismo". | EFE

LIMA.- Perú cerró la primera semana de este año con tres feminicidios, una cifra nada alentadora para un país que intenta reponerse de la violencia machista que convirtió a 2019 en el año más violento de la década contra las mujeres.

Y es que alrededor de 165 mujeres fueron asesinadas durante el año pasado en el país, incluso cuando algunas de ellas habían interpuesto denuncias contra sus victimarios, o aún a pesar de la posibilidad de que las autoridades auxiliaran a la última de ellas, cuyo asesinato, y el de tres de sus hijos, se perpetró a unos 150 metros de una dependencia policial.

LAS TRES PRIMERAS VÍCTIMAS

El primer asesinato de este 2020 ocurrió en la sureña región de Puno durante la madrugada del 4 de enero, cuando Josein Mescco, de 25 años, atacó con un martillo en la cabeza a su pareja, Eva Carcausto, quien por estar dormida no logró defenderse de su agresor.

El segundo se perpetró en Arequipa el 7 de enero, también en la madrugada, cuando Digber Álvarez, de 28 años, llegó a la vivienda que compartía con su pareja, Marisol Huaraya, de 27 años, muy alcoholizado y la golpeó y atacó con un destornillador hasta causarle la muerte.

El más reciente caso también ocurrió en Puno, donde Ruth Yanapa, de 20 años, fue hallada en la habitación de un hostal con signos de haber sido asfixiada, presuntamente por el hombre con el que llegó el 1 de enero y quien abandonó el lugar el lunes último.

El hombre, identificado por la Policía como Eddy Calla, de 28 años, ingresó al establecimiento con otro nombre, pero luego pudo ser reconocido gracias a las cámaras de seguridad del local.

UN PROBLEMA ESTRUCTURAL

"Este es un problema estructural que tenemos como país. El marco normativo es insuficiente", señaló este miércoles el jefe del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, tras ser consultado en una rueda de prensa por los periodistas por estos casos.

"A pesar de la voluntad política, del Gobierno y de distintos sectores, de un marco regulatorio, de disposición presupuestaria, de crear todo un mecanismo de protección para evitar feminicidios, (estos) vienen recrudeciendo", admitió el primer ministro.

En ese sentido, señaló que si bien se han dado avances en el combate de este delito, la perspectiva como Estado es que "(estos feminicidios) no vuelvan a darse".

Por su parte, la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Gloria Montenegro, aseguró que sí se han dado avances en la materia, como el paso a "la sinceridad para ver lo que es el machismo".

"Se están haciendo todos los esfuerzos, pero no esperemos resultados de corto plazo porque son problemas estructurales. Creo que con la ciudadanía organizada esto va a ir mejorando", remarcó.

Una opinión similar tuvo el ministro del Interior, Carlos Morán, quien informó que "en estos primeros días del año se han impedido nueve feminicidios".

"Este problema es estructural, no es un tema policiaco. Si lo vamos a entender así vamos a equivocarnos de diagnóstico. Hay un problema estructural que está enraizado en el país", concluyó.

SUBSIDIO PARA HIJOS DE VÍCTIMAS

El Gobierno peruano publicó este martes un decreto de urgencia que establece el otorgamiento de un subsidio de unos 100 dólares mensuales para los niños y adolescentes que sean hijos de víctimas de feminicidio, como un apoyo económico del Estado.

Esta norma, que fue solicitada reiteradamente por los familiares de las víctimas de feminicidio, modifica la ley de protección de niños y adolescentes sin cuidado parental, donde se incluye la ayuda a las familias de origen que alberguen a los niños y adolescentes hijos de las víctimas de feminicidios.

Como consecuencia del alto número de feminicidios registrado durante 2019 en Perú, 205 niños y adolescentes quedaron desamparados, por lo que el Estado busca con este decreto asegurar su acceso a la educación y a la salud. 

En esta nota
  • Feminicidios
  • Perú

Comentarios