Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / República Dominicana

República Dominicana cerrará todas las fronteras con Haití por disputa por un canal

El presidente Luis Abinader dijo que las fronteras aéreas, marítimas y terrestres cerrarían a las 6 a.m. hora local del viernes .

República Dominicana cerrará todas las fronteras con Haití por disputa por un canal

DAJABÓN.-El presidente de la República Dominicana anunció el jueves que cerraría todas las fronteras con Haití a partir del viernes en medio de una disputa sobre un canal en el lado haitiano que utilizaría agua de un río a lo largo de su frontera.

El presidente Luis Abinader dijo que las fronteras aéreas, marítimas y terrestres cerrarían a las 6 a.m. hora local del viernes y permanecerían cerradas "hasta que sea necesario", señalando que las conversaciones de último minuto entre los países no habían evitado el cierre. Es una medida rara para la República Dominicana y podría afectar a las economías de ambos países, aunque se sentirá con mayor intensidad en Haití.

El cierre es una respuesta a la excavación de un canal por parte de un grupo agrícola en el lado haitiano que apunta a las aguas del río Massacre, que corre a lo largo de la frontera compartida por los dos países en la isla de La Española.

El Grupo Internacional de Crisis dijo que el trabajo en el canal se suspendió desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021 y que se reanudó debido a la inacción del gobierno haitiano, "que ha fallado en responder a los problemas causados por la sequía en el área agrícola de la llanura de Maribaroux".

La organización no ha visto evidencia "que sugiera que haya políticos importantes o empresarios poderosos detrás de ello, como ha afirmado el gobierno dominicano", según el consultor latinoamericano y caribeño Diego Da Rin.

Abinader suspendió en días recientes la emisión de visas a haitianos y cerró la frontera cerca de la ciudad norteña de Dajabón, paralizando un importante sustento económico para los haitianos que compran y venden mercancías allí varias veces a la semana. Aquellos que viven en Haití pero trabajan en la República Dominicana también cruzan la frontera a diario.

Aquí en Dajabón están sufriendo mucho, y en Haití también, porque hay muchas mercancías que se están echando a perder", dijo el empresario haitiano Pichelo Petijon. "Hay millones de dólares en pérdidas".

Abinader acusó a Haití de intentar desviar el agua del río Massacre y dijo que afectaría a los agricultores dominicanos y al medio ambiente. El río lleva su nombre por un sangriento enfrentamiento entre colonizadores franceses y españoles en el siglo XVIII, y también fue el sitio de una matanza masiva de haitianos por parte del ejército dominicano en 1937.

El miércoles, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Haití dijo que estaba reuniéndose con funcionarios dominicanos en la República Dominicana para hablar sobre la situación. El gobierno dominicano dijo el jueves que la reunión se había prolongado hasta su segundo día, pero no proporcionó detalles. La reunión estaba en curso cuando Abinader anunció que cerraría todas las fronteras a partir del viernes.

Mientras tanto, Jean Brévil Weston, líder de un grupo de agricultores cerca de la frontera, fue citado por la emisora de radio haitiana Magik9 diciendo que no dejará de trabajar en el canal.

"Es el canal o la muerte", fue citado diciendo. "Estamos dispuestos a ser enterrados por el canal".

La oficina del primer ministro haitiano, Ariel Henry, dijo que no tenía comentarios inmediatos.

Claude Joseph, ex primer ministro de Haití y candidato presidencial aspirante, dijo que la excavación no viola ningún acuerdo o tratado entre los dos países y exhortó a los trabajadores a seguir trabajando en el proyecto. Joseph previamente tuvo enfrentamientos con Abinader por un asunto no relacionado, lo que llevó al presidente dominicano a prohibirle la entrada a su país.

Abinader anunció el jueves también prohibiciones para otros nueve haitianos, la mayoría de ellos exfuncionarios gubernamentales y una persona a la que acusó de respaldar el proyecto del canal.

Ya el jueves, una fila se formaba en la ciudad fronteriza dominicana de Dajabón, con cientos de personas que buscaban cruzar a Haití por diversas razones, muchas con bolsas pesadas en la cabeza o maletas en la mano. Las autoridades dominicanas abrían la puerta solo tres veces al día y solo para cruzar a Haití.

Entre los que esperaban cruzar estaba Dieuvelaie Bernard, una vendedora haitiana de 27 años que vendía ropa en la República Dominicana y dijo que no entendía por qué la frontera en Dajabón estaba cerrada.

"¿Por qué está pasando esto, si todos vienen aquí a trabajar?", dijo. Bernard enfatizó que la construcción del canal era importante: "Solo hay arroz, nada más".

También en la fila estaba un hombre haitiano de 47 años que solo se identificó como Egnel y dijo que tenía un trabajo en una finca de plátanos en la República Dominicana. Dijo que necesitaba regresar a Haití para llevar a una de sus hijas al hospital y que estaba dispuesto a correr el riesgo de no poder regresar a su trabajo.

"Mi objetivo es cuidar a mi hija", dijo.

Desde que Abinader asumió la presidencia en agosto de 2020, ha buscado frenar el flujo de migrantes haitianos hacia la República Dominicana en los últimos años y ha expulsado a decenas de miles de haitianos y personas de ascendencia haitiana. Su administración también ha comenzado la construcción de un muro de 190 kilómetros a lo largo de la frontera con Haití.

Temas relacionados