México

Sacude derrame tóxico valor de Grupo México

Desde el pasado 9 de julio, las acciones de Grupo México han reportado caídas de manera constante.

Avatar del

Por Agencia Reforma

El derrame de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés de Grupo México está cobrando factura entre los inversionistas de la empresa.(Archivo)

El derrame de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés de Grupo México está cobrando factura entre los inversionistas de la empresa. | Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.-El derrame de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés de Grupo México está cobrando factura entre los inversionistas de la empresa.


Desde el pasado 9 de julio, las acciones de Grupo México han reportado caídas de manera constante.


Ayer, los títulos de la empresa cerraron en en 45.05 pesos, una caída de 4.23 por ciento, su nivel más bajo desde el 19 de febrero. 


Con ello acumuló siete jornadas consecutivas con pérdidas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).


En las siete sesiones, la compañía minera acumula una baja de 6.06 por ciento y una pérdida de 47 mil 177 millones de pesos de valor en Bolsa, 11.86 por ciento de capitalización de mercado previo al inicio de la racha bajista.


El valor de mercado de la empresa al cierre de ayer fue de 350 mil 714 millones de pesos.
La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció el lunes el inicio de una investigación del historial de incidentes de la empresa, por los cuales podría ser suspendida.


En tanto, la Secretaría de Marina (Semar) descartó que haya daños ambientales tras el derrame.


El Departamento de Protección al Medio Ambiente Marino levantó un acta de verificación con dicha resolución, tras la inspección del área de embarque del químico, así como del tanque que falló, realizada el día del suceso.


En el área no existen daños estructurales causados por corrosión de ácido o que evidencien derrames de esta sustancia química; además no se percibieron manchas o restos de ácido sulfúrico dispersas o vertiéndose al mar o en sus inmediaciones y no se detectaron evidencias de daños ambientales alrededor, ni en el punto del incidente", señaló el documento.


David Huerta, identificado como gerente de la compañía minera, declaró que la aplicación de bicarbonato de sodio y el tapón de esta sustancia en el punto de vertimiento levantó 280 kilogramos de material neutralizado, mismo que se almacenó en contenedores para su disposición.


"En ningún momento el ácido sulfúrico tocó tierras, arenas o arcillas naturales, quedando en el piso de concreto", añadió según lo publicado en el acta.


El personal de la Cuarta Región Naval que acudió en apoyo y evaluación de la situación determinó no activar el protocolo del Organismo Local de Contingencias, ya que la cantidad vertida al mar fue diluida por la diferencia de volumen.


La determinación final de la Semar sobre la ausencia de evidencias visibles de daño ambiental están a reserva de los resultados de análisis y medidas de mitigación establecidos por la autoridad ambiental competente.

En esta nota

Comentarios