No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Perrito queda con daño cerebral tras fuegos artificiales de fiesta patronal en Iglesia

Mafer Carraza compartió en su cuenta de Facebook la terrible situación en la que su adorada mascota se encuentra.

Avatar del

Por El Imparcial

Mafer Carraza compartió en su cuenta de Facebook la terrible situación en la que su adorada mascota se encuentra.

Mafer Carraza compartió en su cuenta de Facebook la terrible situación en la que su adorada mascota se encuentra.

TONALÁ, Jalisco.-Un perrito quedó con severo daño cerebral debido a los fuegos artificiales que truenan en la Parroquia Santa Cecilia Tonalá, en Jalisco, debido a las fiestas patronales.

Mafer Carraza compartió en su cuenta de Facebook la terrible situación en la que su adorada mascota se encuentra.

“El día de hoy (13 de noviembre) han diagnosticado a mi cachorro con un daño cerebral debido a los cuetes que truenan en la Parroquia Santa Cecilia Tonalá y estas fiestas seguirán hasta el 22 de noviembre”, dijo la afectada.

Agregó que el pequeño cachorro hora no puede caminar, ni abrir su hocico, ni si quiera puede sostener su cabeza y que ha tenido convulsiones y nadie se hará responsable de esto.

“Ojalá fuesen conscientes como "buenos católicos" del dolor que ocasionan a otros seres y personas, habiendo tantas alternativas para un festejo patronal, se me hace totalmente estúpido que gasten el dinero de los creyentes quemándolo y creando contaminación auditiva”, acusó.

Por último, señaló que “ojalá el H. Ayuntamiento De Tonalá Jalisco tome cartas sobre el asunto, así como el Gobierno de Jalisco pues este es un problema a nivel estatal y nacional”.

Detonar petardos tiene efectos perniciosos sobre los perros. Ansiedad, miedo descontrolado, taquicardia o, en algunos casos, la muerte.

La fobia de las mascotas a los fuegos artificiales y las tormentas está bien documentado. 

Varios estudios muestran que casi la mitad de los animales sufren alguno de los efectos de detonar cuetes.

Entre las mascotas también puede llegar a ser letal o conducir a algo parecido al "estrés postraumático".

El doctor Gregory Berns, neurobiólogo especializado en el comportamiento canino, describía así el comportamiento de los perros ante la explosión de petardos o fuegos artificiales. 

Berns señala que los perros no tienen "la capacidad de racionalizar su ansiedad, y puede que sufran una forma más cruda e intensa de terror". 

Y eso los que tienen suerte de estar en las casas: la detonación de petardos cerca de un perro puede dañar su oído de forma irreversible demás de que también puede causarle la muerte.


 

En esta nota

Comentarios