No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

'Nunca había pedido un peso', feriero

Juan Carlos Ledezma es feriero, nunca había padecido una crisis económica como la de ahora. 

Avatar del

Por Agencia Reforma

Adultos y niños también se paraban a un costado de la Avenida Central, en Ecatepec, Estado de México, para estirar botes de aluminio a los conductores que pasaban y pudieran cooperar con dinero.(Agencia Reforma)

Adultos y niños también se paraban a un costado de la Avenida Central, en Ecatepec, Estado de México, para estirar botes de aluminio a los conductores que pasaban y pudieran cooperar con dinero. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los ahorros económicos los estiraron lo más que pudieron. Ahora no tienen recursos para comprar comida.


Por las medidas restrictivas durante la emergencia sanitaria, personas que se dedican a la instalación de ferias en el Edomex y la CDMX intercambian los regalos que dan en las festividades por frijoles, azúcar, agua, despensas o dinero.


También, ofrecen a los vecinos realizar trabajos de electricidad, mudanza, herrería, soldar, pintar o lavar cisternas para poder tener un poco de dinero. 


Juan Carlos Ledezma es feriero, nunca había padecido una crisis económica como la de ahora. 


No tiene dinero para comprar el medicamento que le ayuda a controlar la diabetes, sus hijos tampoco cuentan con recursos para comprar leche y pañales para sus bebés.


Nunca en la historia un feriero había pedido un peso para poder sobrevivir. Bendito sea Dios, la feria siempre nos había dado todo. Nos había dado alimentación, nos había dado casa, nos había dado un techo.


"Desde el Día de la Candelaria que fue la última fiesta hace más de dos meses que no nos dejan laborar", narró Juan Carlos. 


Ayer, en las inmediaciones de la estación Palomas del Mexibús Línea 1, en el Municipio de Ecatepec, los afectados colocaron mesas y una lona en el camellón de Avenida Central para ofrecer alcancías y figuras de peluche.


Esos mismos artículos que regalan a los visitantes de las ferias cuando ganan en el azar.
Adultos y niños también se paraban a un costado de la Avenida para estirar botes de aluminio a los conductores que pasaban y pudieran cooperar con dinero. 


"Por este medio, lo único que les pido que nos apoyen, porque en este momento las ferias ya tienen hambre, ya tienen necesidad", insistió Juan Carlos. 


Agregó que en temporada de elecciones electorales, candidatos, políticos y diputados se acercaron a ellos para pedirles que instalen de manera gratuita ferias en eventos donde promueven el voto.


"Es voluntariamente a fuerza, porque si no los llevamos y el candidato se queda como Presidente Municipal, nos veta, nos deja sin trabajo".


Pero ahora que han acudido al Gobierno estatal y a Palacio Nacional para pedir ayuda al Presidente Andrés Manuel López Obrador, no han sido apoyados.
 

En esta nota

Comentarios