No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Menores transgénero reciben sus nuevas actas de nacimiento en la CDMX

Se trata de un adolescente de 17 años y dos de 16, tras dos años de litigio.

Avatar del

Por El Imparcial

Son los primeros tres casos de 18 que tiene en revisión el Consejo para garantizar los Derechos Humanos en la CDMX.(Pixabay)

Son los primeros tres casos de 18 que tiene en revisión el Consejo para garantizar los Derechos Humanos en la CDMX. | Pixabay

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres adolescentes transgénero se sumaron a los reconocimientos y rectificaciones en actas de nacimiento que el Registro Civil realiza desde 2017.

Son los jóvenes Iker (17 años), Ian (16) y Chrom(16), quienes fueron apoyados entre uno y dos años por Litigio Estratégico en Derechos Sexuales y Reproductivos A.C. (Ledeser) y otras asociaciones civiles, cita el diario Excelsior.

Se les apoyó para evitar pasar por la vía jurisdiccional, la cual consideran un procedimiento patologizante, y hacerlo a través de un trámite administrativo como el que las personas adultas pueden hacer desde 2015.

Son los primeros tres casos de 18 que tiene en revisión el Consejo para garantizar los Derechos Humanos en el Procedimiento Administrativo de reconocimiento de Identidad de Género, creado por orden de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el pasado 9 de septiembre.

El medio indica que Iker recibió ya su acta con nombre y género corregido el viernes 9 de octubre, por lo que ya no tiene que dar explicaciones a los administrativos de su preparatoria ni cuando vaya a la universidad.

En el caso de Chrom, otro de los adolescentes con acta de nacimiento rectificada, su familia fue contactada por el Consejo aproximadamente 15 días después de su creación, les pidieron documentos (los cuales ya habían entregado hace un año).

El 2 de octubre los citaron en el Registro Civil en Arcos de Belén.

Aunque fueron citados a las 9:00 horas y atendidos hasta las 11:00, el trámite duró 16 minutos.

“Parecía que nos iban a ver una vez más la cara, pero no. Mi hijo estaba muy contento cuando salimos”, dijo José Juan, papá de Chrome.

Una vez revisados los papeles, el adolescente, niña o niño transgénero, escribe por última vez el nombre que quiere dejar atrás y firma de estar consciente e informado de su deseo.

Diez días después su acta, con nuevo nombre y género acorde al que eligieron, es liberada.

En esta nota

Comentarios