No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

'Hoy sólo ha salido una trajinera': 800 trajineras quedan varadas ante COVID-19

En silencio permanecen Miroslava, María Bonita, La Patrona, María Candelaria y Ana Regina, una junto a la otra, aglomeradas.

Avatar del

Por Agencia Reforma

Trajineras de Xochimilco(Agencia Reforma)

Trajineras de Xochimilco | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Suspendidas sobre el agua de los canales de Xochimilco, quedaron varadas unas 800 trajineras ante la ausencia de visitantes confinados en cuarentena.


En silencio permanecen Miroslava, María Bonita, La Patrona, María Candelaria y Ana Regina, una junto a la otra, aglomeradas en los once embarcaderos vacíos de paseantes.


Acostumbrados a realizar al menos tres viajes por día, una parte de los trabajadores que todavía asiste ve con esperanza a quienes deambulan aún por los muelles.


Es de 500 pesos la hora, ahora que no hay nadie podemos hacer un descuento", ofrecen los canoeros.


En el embarcadero de Nativitas, Lalo Carranza explica que de cada trajinera dependen al menos tres personas: el dueño, en busca de clientes; el trabajador, quien sirve comidas o bebidas a los paseantes y el canoero, a cargo de desplazar el remo.


En cada embarcadero, las fondas de comida cerraron. Las trajineras con bebidas y comida a bordo dejaron de circular y, sin autos en los estacionamientos, también dejaron de acudir los franeleros.


Sí está abierto, pero hoy sólo ha salido una trajinera, sábado y domingo todavía hubo un poco de viajes, lunes y martes casi nada", comentó Lalo.


Algunos de lo que tienen familiares en chinampas o invernaderos optaron por apoyar los cultivos de hortalizas o flores, en tanto que otros aguardan por si acaso en los embarcaderos con la quietud de los canales.


Prefiero venir acá a estarme en la trajinera, camino a ver si aparece un cliente, porque estar en la casa encerrado tampoco es muy bueno, empieza uno a tomar", apuntó Esteban Marcos.


Así, mientras las trajineras apenas se mecen ante las aguas, sobre la Avenida Prolongación de División del Norte desaparecieron los jóvenes en bicicleta en busca de llevar a los paseantes en auto hacia los embarcaderos.


Sin la música de los mariachis ni las cervezas de colores, los canales de Xochimilco quedaron quietos.
 

En esta nota

Comentarios