México

Ex agentes del Cisen trabajan ahora para Guardia Nacional

El presidente López Obrador dijo que los agentes del extinto organismo trabajan en coordinaciones para la Guardia Nacional. 

Avatar del

Por Shaila Rosagel

La Guardia Nacional comenzó su despliegue por el País.

La Guardia Nacional comenzó su despliegue por el País.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los agentes del extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) trabajan ahora en las coordinaciones para la Guardia Nacional, dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario fue cuestionado durante la conferencia de prensa sobre el destino de los ex agentes o espías del Cisen.

¿Qué están haciendo ahora? Están ahora en las coordinaciones para la Guardia Nacional ayudando en información que tiene que ver con lo delictivo, que tiene que ver con la seguridad de la gente. Eso es lo que están haciendo ahora”, contestó.

La Guardia Nacional arrancó con 70 mil elementos desplegados en 150 de las 266 coordinaciones territoriales que el gobierno federal pondrá en marcha para combatir la inseguridad.

López Obrador recordó que el Cisen fue un organismo que se distorsionó y que, en lugar de hacer inteligencia, se dedicó a espiar a opositores del gobierno.

“En vez de hacerse cargo de la inteligencia para la seguridad del Estado, para la seguridad de la sociedad, se dedicó a funciones políticas; la mayor parte estaba comisionada a espiar a dirigentes políticos, a periodistas, en los partidos, pero desde hace tiempo”, dijo.

López Obrador, de quien ya es público el expediente que elaboró la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) entre los años 70 y 80, recordó cómo fue espiando cuando vivía en Tabasco.

“Iba uno, por ejemplo, a desayunar al café Habana, histórico, porque ahí se conocieron Fidel y ‘El Che’, y estaba lleno de informantes, bueno, todavía hasta hace unos meses en nuestras oficinas de día y de noche”, narró.

La administración de López Obrador cambió el nombre del Cisen al de Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

El nuevo centro, aseguró el mandatario, no espía a los opositores a su gobierno.

“Yo garantizo que eso ya no está pasando, porque está prohibido. La instrucción que tienen en el gobierno: no perseguir a opositores, no escuchar en el teléfono o conversaciones telefónicas de opositores”, dijo.

Y siguió: “Nada de: ‘A ver, ve qué está diciendo Joaquín López-Dóriga o cualquier otro periodista’. Somos libres, sentirnos completamente libres; y si hay alguien que está escuchando en el teléfono y se le demuestra se le aplica la ley, porque eso es ilegal”.

En esta nota

Comentarios