No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Estudiaron mal el mercado de medicinas: Empresarios

Tras la publicación del fallo de la licitación LA-012000991-E82-2019 en la plataforma CompraNet, se informó que se adjudicaron mil 167 claves.

Avatar del

Por El Universal

De las mil 923 claves desiertas, 655 son medicamentos y mil 268 material de curación.(Agencia Reforma)

De las mil 923 claves desiertas, 655 son medicamentos y mil 268 material de curación. | Agencia Reforma

La industria farmacéutica nacional calificó de “muy pobre” el ahorro de mil 32 millones de pesos que el gobierno federal obtuvo con la Compra Consolidada de Medicamentos y Material de Curación; afirmó que hubo un mal estudio de mercado que “derivó en un muy alto porcentaje de claves desiertas”.

Tras la publicación del fallo de la licitación LA-012000991-E82-2019 en la plataforma CompraNet, las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Salud informaron que se adjudicaron mil 167 claves, las cuales representan sólo 38% del total con un valor de 6 mil 864 millones de pesos, lo que significó un ahorro de 21% con respecto a la compra del año pasado.

Arturo Morales Portas, presidente del Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), comentó a EL UNIVERSAL que estos “son ahorros muy pobres para un procedimiento muy cansado [y] que tuvo como desenlace un gran número de claves desiertas, porque no hubo un buen estudio de mercado. Ahora la industria farmacéutica se tendrá que sentar con las autoridades para ver cómo se puede impulsar a las empresas nacionales y cómo nosotros podemos dar mejores precios sin tanto desgaste”.

La licitación en la que se invirtieron 13 mil 815 millones pretendía comprar 3 mil 90 claves; mil 69 de medicamentos y 2 mil 021 de material de curación, pero el fallo reveló que mil 923 resultaron desiertas.

Es un fracaso, mucho trabajo y desgaste para cosechar 62% de las claves desiertas, cuando [pudo] haber sido mucho más fácil y constructivo el proceso”, expresó Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial.


Para Juan de Villafranca, director de Amelaf, el total de partidas que no se concretaron tuvo que ver con que los Precios Máximos de Referencia (PMR) fueron en exceso bajos y a la falta de capacitación en las empresas para subir sus propuestas a CompraNet sin errores; resaltó que se requiere de una mayor transparencia en el proceso de venta para establecer el precio de referencia, el cual se establece luego de las reuniones entre las autoridades de salud y la industria farmaceútica, pero en esta ocasión se pidió la asesoría de organismos internacionales.


“El porcentaje de claves desiertas es altísimo y se debe a que en el estudio de mercado no se consideró sólo a la industria, sino que se pidió apoyo de la OMS y de la UNOPS y los Precios Máximos de Referencia estaban bajísimos; entonces, los laboratorios no vieron viable participar para perder dinero [porque] el laboratorio no va a vender algo abajo de lo que cuesta fabricarlo”, apuntó.


A pesar de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Salud resaltaron que el número de partidas desiertas es similar al de consolidadas de años anteriores, una revisión realizada por este diario indicó que de 2012 a 2017 el mayor porcentaje de insumos que no se lograron adjudicar fue de 18% en la adquisición 2013–2014, cuando se buscó comprar 846 productos y se adquirieron 692.


De las mil 923 claves desiertas, 655 son medicamentos y mil 268 material de curación, y de acuerdo con el fallo, éstas fueron desechadas porque no ofertaron un costo menor al establecido en el Precio Máximo de Referencia.


Arturo Morales Portas advirtió que la industria desconoce cómo se obtendrán las claves desiertas, si será a través de una segunda ronda en la compra consolidada o mediante adjudicación directa; alertó sobre un posible desabasto en las entidades federativas que no participaron en la adquisición del año pasado.


“A nivel del IMSS no habrá problema de abasto de medicamentos y material de curación, porque tienen la licitación del año pasado, con eso lo garantizan; sin embargo, los más afectados serán los 20 estados que se sumaron a esta compra, porque se quedan ‘bailando’”, señaló.

En esta nota

Comentarios