No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Diego Santoy: El crimen de Cumbres por el que lo sentenciaron a 71 años de cárcel

Todo habría comenzado hace 15 años, con una propuesta sexual de su ex novia Erika Peña Coss.

Avatar del

Por El Imparcial

Diego Santoy: El crimen de Cumbres por el que lo sentenciaron a 71 años de cárcel(Especial)

Diego Santoy: El crimen de Cumbres por el que lo sentenciaron a 71 años de cárcel | Especial

MONTERREY, Nuevo León.- Varios medios reportaron que Diego Santoy Riveroll fue sentenciado a 71 años en prisión este 2 de marzo de 2021, a 15 años de que fuera llamado como "El Asesino de Cumbres".

Santoy Riveroll conoció a Erika Peña Coss en una quinceañera, comenzaron a salir y al tiempo se hicieron novios, disfrutaban de una relación normal, hasta que todo se tornó gris, tras asesinar a hermanitos de su pareja.

Al principio era una persona buena conmigo, después empezó a ser muy celoso, muy posesivo”, expresó Erika en entrevista para Tv Azteca.

Sin embargo, luego de 3 años juntos todo el amor se acabó cuando Diego robó un celular que la madre de Erika, Teresa Coss, le había regalado a su hija y él se lo reobsequió.

Diego luchó para volver con la joven, pero ella ya no lo quería, Erika ya tenía otra relación. Después de los intentos volvieron a tener comunicación, pero ya no como novios.

A principios de marzo del 2006, Teresa Coss, reconocida Astróloga, realizó un viaje a Hermosillo, Sonora, por motivos de trabajo, dejando a sus hijos a cargo de la empleada doméstica, Catalina Bautista.

No obstante, la noche del miércoles 01 de marzo del 2006, Erika llamó a Diego a su celular para proponerle tener relaciones sexuales y lo citó en su casa.

“Acostumbraba a ir a su casa a horas ya tarde, ya que todos estuvieran dormidos para estar con ella en su cuarto”, confesó Diego.

La madrugada del 02 de marzo, el joven, quien estaba en su casa con su amigo Humberto Leal, le pide que lo lleve a la vivienda de Erika, ubicada en la colonia Cumbres.

Según Santoy, al estar con su ex pareja en una habitación de la segunda planta comenzaron con una discusión cuyo ruido los bajó a la cocina (al primer piso del domicilio).

Posteriormente Erik, de 7 años, se despertó tras orinarse en la cama, bajó al cuarto de servicio, que estaba junto a la cocina, y encontró a su hermana con Diego.

Ahí es cuando Erika y Santoy difieren en sus versiones.

Versión de Erika Peña Coss

Santoy al ver al niño comenzó a golpearlo salvajemente, le dio varias puñaladas, lo asesinó y dejÓ su cuerpo en la lavandería para después taparlo, relató Peña Coss.

A las 06:00 horas, Catalina, quien tenía la instrucción de dormir con María Fernanda, de 3 años, se levanta y se dirige a la cocina, en ese momento Diego la somete, la amarra de las manos y la mete al baño de visitas.

"Yo no te voy hacer nada, pero si intentas hacer algo yo te mato”, le dijo el joven a la trabajadora.
Una hora después, la pequeña María Fernanda que había dormido con su trajecito de princesa se despierta, se va a poner sus zapatillas y se encuentra con Diego, quien le coloca un cable en el cuello, la levanta y la asfixia.

Versión de Diego Santoy

Sin embargo, el “Asesino de Cumbres”, reveló que fue Erika la que mató a sus hermanitos.

“Le dijo [Erika] te voy a enseñar un juego para que después lo juegues con Erik, después le dijo ponte como perrito, la niña se puso de rodillas con las manos en el piso, le dijo aquí traigo la correa, se la pasó por el cuello y la empezó a estirar”, confesó Diego.

El cadáver de María Fernanda fue abandonado en el closet de su madre, debajo de un bulto de ropa.

Según Diego tras el doble homicidio de los niños la pareja pactó quitarse la vida.

Además,  Erika le pidió que le pegara con un martillo en la cabeza para “termina con todo esto”.

Al no poder pegarle con el martillo, Riveroll tomó un cuchillo y se lo encajó en el cuello y espalda.

Por otro lado, Peña Coss reveló que cuando ella se despertó, al no escuchar ningún ruido, caminó hacia el cuarto de su madre y en su paso se encontró a un joven que portaba un pasamontaña.

“Le dije ya sé que eres tú Diego”, externó Peña Coss, “ya te reconocí la voz”.

Después el “Asesino de Cumbres” secuestró a Catalina, colocándola en la cajuela del auto de Erika, condujo cerca de 30 cuadras y liberó a la trabajadora, posteriormente le dio 10 pesos para que volviera a la vivienda, en donde había cometido el crimen.

Por otra parte, Erika como pudo llegó a la oficina de su madre, que está en la parte trasera de la residencia, donde se encontraba laborando la secretaria de Teresa, Linda Marente.

La hermana mayor de Erika, Asura, detalló que no se percató de las tragedias que ocurrieron en su casa porque tenía los audífonos puestos y estaba haciendo una tarea en el tercer piso.

Diego intentó fugarse a Guatemala, pero cuatro días después fue capturado e ingresado al Centro de Readaptación Penal de Cadereyta.

Al estar tras las rejas, el joven manifestó que su ex fue quien mató a sus hermanos cuyo móvil fue el odio y el coraje que Peña Coss sentía por su madre, ya que los menores eran sus medios hermanos.

También confesó haber sostenido relaciones sexuales con su ex suegra.

Un médico siquiatra y una psicóloga determinaron que Diego Santoy tenía un perfil de un homicida en serie. Así como que la noche en que ocurrió la tragedia había consumido drogas y alcohol.

El abogado de Santoy Riveroll en ese tiempo, Adolfo Vega, explicó que no pudieron hacer peritajes y realizar la reconstrucción de los hechos porque a los 3 días las autoridades entregaron la vivienda a la familia.

Diego fue sentenciado por 5 delitos: 40 años de prisión por homicidio calificado contra Erik Azur, 30 por el asesinato de María Fernanda,16 años por tentativa de muerte contra Erika, 30 años por la privación de la libertad de Catalina y 10 años por robo.

Aunque la pena del homicida suma más de 100 años, el joven solo podría pasar 40 años en la cárcel porque es la pena máxima de Nuevo León.


 

 
En esta nota

Comentarios