GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Sismo en Turquía

Genaro García Luna

Mexicana de Aviación

Marco Antonio Regil

Día de la No violencia contra la Mujer: Sobrevive Carmen a un ataque de ácido

Lucha por visibilizar la realidad que viven las víctimas

Por Shaila Rosagel

Carmen Sánchez lleva ocho años luchando por las mujeres agredidas con ácido.(ESPECIAL)

Carmen Sánchez lleva ocho años luchando por las mujeres agredidas con ácido. | ESPECIAL

CIUDAD DE MÉXICO GH.- Hace ocho años la ex pareja de Carmen Sánchez le arrojó ácido al rostro, brazos, pecho y piernas cuando ya estaba separada. Ella afirma que se trató de un intento de feminicidio, aunque para las autoridades no fue así.

Carmen es una de las mujeres sobrevivientes a un ataque con ácido en México y pasó ocho meses en un hospital con quemaduras y lesiones que le dejaron un dolor crónico, de por vida.

El 20 de febrero de 2014 mi ex pareja sentimental, con quien estuve 10 años, me arrojó ácido al rostro, la cara, brazos, pecho y piernas. Estuve ocho meses en un hospital sin poder salir y después de esos ocho meses me voy dando cuenta que estas agresiones no estaban consideradas en un código penal”, narró en entrevista con Grupo Healy.

Las lesiones de Carmen fueron consideradas “que no ponen en riesgo la vida de las personas” y entonces inició una lucha en la que encontró otras mujeres como ella y se convirtió en la fundadora de la Fundación Cármen Sánchez.

“A lo largo de todo estos años de lucha, ya son ocho años, no sólo me he tenido que enfrentar a la violencia machista que intentó asesinarme con ácido, sino a la violencia institucional que vivimos aquí en México.

“Hasta la fecha los legisladores siguen minimizando los ataques con ácido; los gobernadores, los ministerios públicos”, dijo.

Un ataque con ácido, detalló, son actos intencionales que afectan la integridad de la mujer y dejan una discapacidad.

AÚN NO ES INTENTO DE FEMINICIDIO

“No hemos logrado avanzar lo necesario; sin embargo, hace unas semanas la Cámara de Senadores aprobó que los ataques con ácido sean castigados de seis a 12 años”, dijo.

Pero el castigo es insuficiente. Un ataque con ácido no es un intento de feminicidio y por la falta de legislación, explicó, hace falta sensibilizar a los ministerios públicos del País.

“El ácido que se nos arroja es una sustancia letal. Nos desfigura el rostro, es un dolor crónico terrible que deja limitaciones funcionales. Quedamos prácticamente con una discapacidad permanente. Algunas de mis compañeras han perdido la córnea, los tejidos inmediatos”, indicó.

Además de los traumas sicológicos que deja un ataque con ácido que no son atendidos en la mayoría de los casos por las autoridades, añadió.

Se puede llegar, alguna de nosotras al suicidio y los legisladores no alcanzan a entender…las mujeres que hemos sobrevivido a esta violencia tan devastadora no somos atendidas por el sector salud, ni estamos atendidas ni en la parte médica y tampoco tenemos la parte legal”, aseguró.

LAS QUE HAN MUERTO

Aunque no hay una cifra oficial de mujeres que han sido atacadas con ácido, Carmen Sánchez contabiliza 34 casos conocidos en los ocho años de lucha; la mayoría de la Ciudad de México, Estado de México, Puebla y Tlaxcala.

De esas 34, cuatro fueron torturadas con ácido antes del feminicidio y no hay un patrón en los agresores.

Algo muy importante que se tiene que decir y mencionar es que todas las mujeres que hemos sido atacadas con ácido ya estábamos separadas de estos criminales cuando nos arrojan el ácido. El momento más riesgoso para la mujer es cuando decide terminar su relación con el agresor”, afirmó.

Para Carmen Sánchez el 25 de noviembre es un día importante porque tiene la oportunidad de visibilizar la violencia contra la mujer, pero no es un día para celebrar. “Creo que para las mujeres mexicanas no hay un día donde no abramos las redes sociales y no tenemos a una desaparecida, un feminicidio, una mujer violentada; por violencia síquica y sexual”, dijo.

 

Te puede interesar: Atacan mujeres con ácido, ¿por qué, desde cuándo y dónde se dan estos ataques?

 

VIOLENCIA EN DATOS

  • De las mujeres que experimentaron violencia física y/ o sexual en el ámbito de pareja, 13.1 % presentó una queja o denuncia ante alguna autoridad. Le siguen el ámbito escolar (7.8 %); familiar (7.1 %), laboral (6.5 %) y comunitario (4.3 %).
  • Las principales razones para no buscar ayuda o no denunciar fueron: Se trató de algo sin importancia que no le afectó, no sabía cómo y dónde denunciar y por miedo a las consecuencias o a las amenazas.
  • De las mujeres que vivieron violencia física y/ o sexual a lo largo de la vida y solicitaron ayuda a alguna institución, la Defensoría Pública fue la institución a la que más se acercaron para pedir apoyo en el ámbito comunitario (34.4 %), el Instituto de las Mujeres fue el más visitado para el ámbito familiar (21.9 %) y el DIF fue la institución más buscada cuando la violencia ocurría en la relación de pareja (35.2 %).
  • Las mujeres en localidades urbanas tuvieron una prevalencia de violencia mayor que las mujeres que viven en localidades rurales (45.3 y 34.7 %, respectivamente).
  • Aunque la violencia sicológica fue la de mayor prevalencia para las mujeres de localidades urbanas (30.6 %) y rurales (25.2 %), las mujeres en zonas urbanas (26.2 %) experimentaron casi el doble de violencia sexual que las mujeres que residen en áreas rurales (13.6 %).
En esta nota

Comentarios