No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Colecta desechos el Río Magdalena

Para interceptar la basura y las descargas de drenaje de las casas y los establecimientos, un tubo fue instalado encima o al lado del cauce, con la intención de sanear el río.

Avatar del

Por Agencia Reforma

A pesar de la medida implementada por el Sistema de Aguas de la Ciudad (Sacmex) a su paso por colonias de Magdalena Contreras, Álvaro Obregón y en al arroyo al lado de los Viveros de Coyoacán, las aguas del río ofrecen olor a cañería.(Agencia Reforma)

A pesar de la medida implementada por el Sistema de Aguas de la Ciudad (Sacmex) a su paso por colonias de Magdalena Contreras, Álvaro Obregón y en al arroyo al lado de los Viveros de Coyoacán, las aguas del río ofrecen olor a cañería. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por las madrugadas, aun cuando está prohibido ingresar al Parque Nacional de Los Dinamos, de las 18:00 horas a las 5:00 horas, brujos y santeros contratados en el Mercado Sonora se las ingenian para entrar a las riberas del Río Magdalena, considerado el único afluente vivo en la Ciudad. 


Junto a los muros semidemolidos de la Casa del Abuelo, en la zona del Primer Dinamo, realizan limpias con sangre de animales, ropa interior o veladoras que, arrojados al cauce, son los primeros desechos contaminantes del río, el cual hasta ese sitio aun muestra un caudal cristalino.

Para interceptar la basura y las descargas de drenaje de las casas y los establecimientos, un tubo fue instalado encima o al lado del cauce, con la intención de sanear el río.


Sin embargo, a pesar de la medida implementada por el Sistema de Aguas de la Ciudad (Sacmex) a su paso por colonias de Magdalena Contreras, Álvaro Obregón y en al arroyo al lado de los Viveros de Coyoacán, las aguas del río ofrecen olor a cañería.


El trayecto de 27 kilómetros, de los veneros en donde brota en las cumbres del Parque Nacional de Los Dinamos hasta el ducto de evacuación de drenaje bajo el río Churubusco, es identificado por los comuneros de Magdalena Contreras en tres segmentos.


En el primero, aguas limpias descienden entre rocas y paisajes naturales. En el segundo, de las áreas turísticas de los cuatro dinamos a las colonias con casas edificadas sobre las riberas del Magdalena, las descargas de los puestos de quesadillas y de todas las construcciones en el trayecto, ensucian el río.


En el tercero, volúmenes de aguas negras, mezcla de lluvia y plásticos, son vertidos primero a la presa Anzaldo, al lado de Periférico y después de cruzar por los Viveros al Río Churubusco, el cual es evacuado a través del Drenaje Profundo y el Túnel Emisor Oriente (TEO).


Nace limpio, pero después se va contaminando, empieza a ensuciarse desde el cuarto hasta el primer dinamo, después en las colonias y ya luego el agua es tirada al drenaje", dijo Francisco Jasso, uno de los comuneros de Magdalena Contreras que aún vigila el río.


De los veneros a los Dinamos, la mayor parte del bosque de Contreras es conservado, pero litigios entre los comuneros han flexibilizado la vigilancia.


"Cualquier rescate del río que se inicie tiene que empezar desde arriba, desde cuidar el bosque a través del cual la lluvia recarga el acuífero, que ahí brota entre las montañas, sin una visión de cuenca, instalar esos tubos de nada sirve", comentó el especialista de Taller 13, Elías Cattan.


La misma recomendación fue planteada por los especialistas Marisa Mazari y Manuel Perló, cuando entregaron un diagnóstico sobre el Río Magdalena al Gobierno de la Ciudad en 2012. 

En esta nota
  • Río Magdalena
  • Parque Nacional
  • Los Dinamos
  • Mercado Sonora

Comentarios