No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

A tres años del 19S, quedan duelos y traumas no resueltos, señala experto

Raymundo Calderón Sánchez explicó que no se espera que las personas olviden lo sucedido, pero sí que aprendan a manejar sus emociones.

Avatar del

Por El Imparcial

Muchas personas vivieron los terremotos de 1985 y 2017 y es probable que tengan algún tipo de trauma(Banco digital)

Muchas personas vivieron los terremotos de 1985 y 2017 y es probable que tengan algún tipo de trauma | Banco digital

CIUDAD DE MÉXICO.- A tres años del sismo del 19 de septiembre, los habitantes de la Ciudad de México y otras entidades aún se encuentran sensibles y posiblemente con una serie de duelos no resueltos, afirmó Raymundo Calderón Sánchez, director nacional de sicología de la Universidad del Valle de México.

Dijo que la población mexicana que ha enfrentado y superado fuertes adversidades como desastres naturales y ahora una contingencia sanitaria por una pandemia puede considerarse de las más resilientes. 

A pesar de ello, es posible que después de los terremotos de 2017 y el de 1985 —que miles de personas también vivieron— muchos individuos aún experimenten el trauma de esas tremendas experiencias. 

Calderón Sánchez explicó que no se espera que las personas puedan olvidar lo sucedido, pero sí aprender a manejar las emociones que ocasionan estos recuerdos o las reacciones que desatan algunos factores muy específicos, como el escuchar la alerta sísmica.

Estas experiencias traen una serie de duelos acumulados, que no han trabajado emocionalmente y que es necesario solucionen para evitar problemas de salud tanto físicos como sicológicos. Lo importante no es que no sientas, sino que canalices lo que sientes, de tal manera que esta canalización te permita pasarla de la mejor forma posible”, comentó. 

ES NORMAL REQUERIR AYUDA

Para trabajar en la búsqueda de un control emocional, expuso, lo primero que habría que hacer es que la persona piense en el impacto que le puede generar la alerta sísmica, centrarse en reconocerla como un sistema que avisa y brinda segundos para preparase y para enfrentar el evento natural de la mejor forma posible.

El experto señaló que cualquier emoción que sea intensa puede tener consecuencias en el organismo, como taquicardia, dolor de cabeza, mareo o vómito.  Por otro lado, advirtió que mantenerse en estado de alerta permanente ante una situación de desastre natural como un sismo, puede generar ansiedad, estrés y posterior a esto depresión. 

“Cuando incorporas esta experiencia negativa, si no la trabajaste, si no la entendiste, si no la asumiste, vas a tener miedo”, advirtió. 

En el caso de los adultos, añadió, es totalmente recomendable que se busque ayuda de un profesional para superare estos miedos o traumas, como un sicólogo, incluso pueden ser personas cercanas para empezar a trabajar el control de las emociones y el miedo a cierto evento.

En esta nota

Comentarios