No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Imagen de Miguel Ángel Lino

Miguel Ángel Lino

Palabrear

Vamos a platicar es lo mismo que palabrear. Casi no se utiliza, pero aparece en el Diccionario de la Real Academia. Sin embargo, en Cuba, El Salvador y Venezuela tiene el significado de llegar a un acuerdo con sólo la palabra de quienes intervienen en el compromiso. Lo que nosotros llamamos apalabrar. Pero, hay que tener cuidado: ¡Las palabras se las lleva el viento!

Por Miguel Ángel Lino

-

Encabritado

Me quedé corto con el encabezado porque se puede estar más que encabritado si te dicen nones al registro de tu partido político y en paralelo aparece un libro que te pone como lazo de cochino. Esto le sucede a Felipe Calderón que ha de estar como carbón encendido al rojo vivo.

Por Miguel Ángel Lino

-

“Bipandemia”

Lo único que nos falta no es que nos parta un rayo; sino que -además del coronavirus- se desate una epidemia de influenza; y entonces sí estaremos más que fritos, refritos.

Por Miguel Ángel Lino

-

Damocles

No suelo titular mis artículos con nombres propios. Sin embargo, Damocles es un personaje ficticio que surgió en una ancestral leyenda griega conocida como “La espada de Damocles”. Dicha expresión llega hasta nuestros días con el significado de “amenaza persistente de un gran peligro”.

Por Miguel Ángel Lino

-

Purga

Más que un purga, a mí me gustaría que la corrupción se extirpara de cuajo. Sin embargo, corruptelas, cohechos, sobornos y tranzas han sido consustanciales al ejercicio del poder económico y político que han echado raíces y se han convertido en lacras de la vida pública mexicana; sin quedar exenta -no tengo duda alguna- cierta iniciativa privada asociada con la administración de bienes y obras comunitarias en todo el país.

Por Miguel Ángel Lino

-

Agüero

La realidad se impone y aunque no quisiera ser ave de mal agüero, viendo lo que está sucediendo, presiento que todo va a ir de mal en peor. De hecho, tres grandes áreas ya han sufrido daños incalculables: la salud, la economía y la educación.

Por Miguel Ángel Lino

-

Tremolina

¿Tere Molina? No: tremolina, palabra que quedó capturada para siempre en la letra del chotis que le compuso Agustín Lara a Madrid, la que en sus dos últimas estrofa en forma entusiasta promete: “Y ya verás lo que es canela fina / y armar la tremolina cuando llegues a Madrid”.

Por Miguel Ángel Lino

-

Deschavetado

A muchos se nos está yendo el avión por causa de la pandémica amenaza. El enclaustramiento en el que vivimos nos ha alterado los días y, sobre todo, las noches.

Por Miguel Ángel Lino

-

Alipús

Pues no está usted para saberlo, pero recientemente tuve un subidón de presión arterial. Raudo y veloz fui a consultar a una doctora que me ayudo a corregir la alteración. Y hoy, a dos semanas de distancia y sin que sea prescripción médica, estoy a punto de echarme un alipús.

Por Miguel Ángel Lino

-