No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca

Defraudador empeñó vehículos que dijo iba a importar

Suman más de 20 denuncias por delitos de fraude y abuso de confianza; lo dejan en prisión preventiva.

Avatar del

Por Saúl Martínez

Defraudador empeñó vehículos que dijo iba a importar(Daniel Resendiz)

Defraudador empeñó vehículos que dijo iba a importar | Daniel Resendiz

MEXICALI, Baja California.- Alberto buscó asesoría para comprar un vehículo. Encontró un negocio llamado Importadora de Baja California, donde el encargado, identificado como Hugo le dijo qué vehículos podían importarse y así comenzó la odisea.

Cuando pudo conseguir un auto Smart Fortwo modelo 2013, fue con el mismo supuesto importador para realizar el trámite y ponerlo en regla. Primero le pidió 27 mil pesos, luego otros 3 mil 600 pesos para importar el vehículo.

El 2 de febrero de 2018 le realizó el pago. A mediados del mismo mes, lo citó en los patios del SAT, en la aduana ubicada en la garita Nuevo Mexicali. Ahí le entregó el auto, las llaves y el título de la unidad. Nunca más vería su vehículo.

Al cabo de las semanas, Alberto Israel Verdin Adel buscó al importador, cuando comenzó a excusar el retraso en el trámite. Luego ya no contestó el teléfono, borró perfiles y  la página web de la importadora. Cuando fueron a buscarlo a las oficinas, éstas se encontraban abandonadas.

Alberto acudió al SAT, donde le confirmaron que su vehículo nunca ingresó para el proceso de importación. El comerciante, del que nadie sabía de su paradero, lo había defraudado con el auto y más de 30 mil pesos.  

De acuerdo a la investigación de la fiscalía en la cual colaboró Alberto y otros clientes afectados, Hugo tomaba el dinero del trámite y los vehículos los empeñaba en el negocio “AutoMoney”, donde al menos una docena de autos habían sido ingresados por el supuesto importador.

Por el Smart le prestaron 800 dólares el 2 de marzo de ese año, apenas dos semanas después de que Alberto se lo había entregado. Al incumplir con el pago del préstamo, la empresa “AutoMoney” lo remató en 1 mil 400 dólares.

Este miércoles, la situación legal de Hugo se definió. Una juez de control determinó vincularlo a proceso por los delitos de fraude específico y abuso de confianza, tan solo por el caso de Alberto. Le quedan aún 20 casos similares a los cuales deberá responder.

Hugo fue detenido por agentes en Estados Unidos, donde aparentemente se resguardaba, pero fue repatriado por la Garita DeConcini, en Nogales, Arizona, luego turnado a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, que a su vez lo entregó a las autoridades en Baja California.

Por esta misma situación y el riesgo de fuga, la juez de control determinó que se mantuviera la prisión preventiva como medida cautelar, mientras que el plazo para complementar la investigación se fijó en tres meses.

“No desconfiamos antes”

Al tener un negocio establecido, local, página web y redes sociales, Alberto no tuvo desconfianza del negocio en el que se asesoró y posteriormente trató de importar un vehículo el año pasado.

“No había mucho qué desconfiar, hasta que comenzó a ocultarse y no nos daban señas de su paradero”, expresó Alberto, quien acudió a la audiencia en la que se le vinculó a proceso al imputado.

“Fue muy difícil, trabajamos junto con la Procuraduría”, agregó, pues entre varios de los afectados descubrieron que sus autos habían sido empeñados en la empresa AutoMoney, a nombre de la persona que se los iba a importar.

“Ayudamos con información, pero al parecer queda más gente estafada, lo importante es que vengan a denunciarlo, para que no salga; es muy difícil juntar dinero para andar legal y te salgan con algo así”, agregó.

“Queremos recuperar algo, y si la persona queda encerrada es bueno porque sientes algo de felicidad que por lo menos un ladrón menos va a estar en la ciudad”, finalizó. 

En esta nota

Comentarios