No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali Sin darse cuenta, Francisco confesó haberle disparado al oficial, señalando que cuando vio al oficial poner la mano en su arma él ganó el tirón

“Yo le gané el tirón” #Sentenciados

Avatar del

Por Saul D.Martinez

“Yo le gané el tirón” #Sentenciados

“Yo le gané el tirón” #Sentenciados

SEGUNDA Y ÚLTIMA PARTE

ESTADO DE ALERTA

Cuando las unidades que escucharon la transmisión por frecuencia de Rosalino arribaron al lugar, encontraron al agente a un lado de la patrulla, herido de muerte. Atrás de la patrulla, un hombre ensangrentado.

El oficial fue subido a una patrulla y llevado a un hospital. Paramédicos también llegaron al lugar y trasladaron a la persona que supusieron iba detenida en la patrulla. Las corporaciones se pusieron en estado de alerta y se enfocaron en localizar la camioneta de los sospechosos.

Sin embargo, un testigo presencial fue crucial para encontrarlos. “Yo lo vi, jefe, cuando le dispararon al oficial, el morro vive en la Carranza y su mamá trabaja en una fábrica”, les comentó. Este testigo clave era Antonio, la persona que cuidaba la casa de la hija de Blanca, quien estaba ingresada en un centro de rehabilitación.

Con los datos suficientes, las corporaciones implementaron un operativo, el cual daría resultados inmediatos.

DOBLE ARRESTO

A Francisco lo detuvieron en su casa. En una de las recámaras, se encontraba la maleta con el rifle. Adriana le dijo a los oficiales lo que había presenciado momentos antes. A través del sistema de voceo, Blanca fue llamada a la puerta de la maquiladora, donde fue detenida por agentes ministeriales.

Esa tarde, Francisco fue llevado primero a la Comandancia de la Policía Municipal, y al salir rumbo a la Procuraduría, su mirada desafiante y altiva le provocó hervor de sangre a los oficiales.

El agente Rosalino murió esa tarde mientras era atendido en el hospital. Javier, la víctima que viajaba en la patrulla, y que ese día pensaba salir temprano para festejar el cumpleaños de su hija menor, mrió por la mañana del día siguiente. El proceso penal en contra de madre e hijo, estaba por comenzar.

SENTENCIADO

“Fue un accidente, yo me había encontrado el rifle y le dije al policía que se lo iba a dar”, dijo Francisco durante la primera parte de su proceso. “Señoría, esas no son armas que se disparan así tan fácil”, respondió el fiscal al escuchar la justificación. “Es que iba sacando yo el arma, edá, y cuando el oficial puso la mano en su arma, yo le gané el tirón”, explicó Francisco, poco antes de que su rostro reflejara el error que acababa de cometer al autoincriminarse.

A cinco días de iniciado el proceso inicial, y luego de que un juez considerara que los argumentos de Francisco eran inverosímiles e infantiles, así como los de Blanca de no haberse dado cuenta de lo ocurrido, ambos fueron vinculados a proceso. Durante el proceso, la fiscalía presentó como pruebas las fotos del perfil de Facebook de Francisco, en los que aparece con chalecos antibalas, algunos rifles y radios de comunicación, en donde además hace apología al delito.

La investigación por sí misma, comenzaba a poner contra la pared a Blanca y su hijo. Los seis meses que se otorgaron, les sirvieron para ambos negociar un acuerdo. “Lo sentencio a treinta años de prisión y a que pague la reparación del daño, y a usted, señora Blanca, por el delito de encubrimiento, la sentencio a 9 meses en prisión”, dijo el juez, ese 26 de agosto de 2016, a 9 meses del doble homicidio.

El cuerpo del oficial, quien dejó a tres niños huérfanos, fue llevado a su natal Veracruz. Javier dejó a dos hijos en la orfandad. Blanca cumplió su sentencia y fue liberada. Ahora, visita a su hijo, quien cumple su sentencia de 30 años en prisión.
En esta nota
  • #Sentenciados

Comentarios