No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Sigue pagando el Estado APP’s, pese a su cancelación

Avatar del

Por Nicolle De León

Sigue pagando el Estado APP’s, pese a su cancelación(Archivo)

Sigue pagando el Estado APP’s, pese a su cancelación | Archivo

MEXICALI,B.C.- Aunque las Asociaciones Público Privadas (APP’s) solo llegaron a planearse en papel por la pasada administración, el Gobierno del Estado debe seguir pagando pese a su cancelación, reveló la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Solo por la desaladora que fue cancelada este año, al no ser viable para las finanzas del Estado, el Poder Ejecutivo, debe desembolsar 16 millones de pesos (MDP) mensualmente, reveló el secretario Rodolfo Castro Valdez. 

“Hasta ahorita lo que hemos hecho es el fomento a la inversión, las APP’s son un buen mecanismo, en otros lugares se utilizan, el gobierno anterior totalmente fracasó en este modelo, ninguna la echó andar, quedaron en papel”, criticó.

 

“El edificio del Nuevo Sistema de Justicia penal: total fracaso, tenemos que enfrentar ese tema, para dar viabilidad, era un elefante blanco; tres desaladoras, Rosarito, San Quintín, Ensenada: total fracaso”, aseveró.

“La desaladora seguimos pagando 16 millones de pesos, mensualmente, porque fue mal planeada, se hizo una desaladora, pero no fue congruente con la infraestructura que necesitaba el Estado; el segundo piso, total fracaso”, reiteró.

Cada APP fracasada, implica una asesoría jurídica del Gobierno del Estado, por lo que deben ir enfrentando estos temas no solo en la viabilidad económica, sino en los pleitos legales.

 

El secretario Castro Valdez, declaró que actualmente la deuda del Gobierno del Estado asciende a 32 mil MDP, derivado de distintos orígenes, desde los Ayuntamientos, hasta lo que se debe a la UABC.

Aseguró que a la fecha, la actual administración no ha generado ni un solo peso en deuda, ya que han estado pagando el pasivo histórico a costa de ingresos extraordinarios y recaudación. 

En esta nota

Comentarios