Mexicali Director de Seguridad señala que debe haber planeación estratégica y mejor aplicación de recursos

Seguridad: falta equipo y sube violencia por adicciones

Avatar del

Por Yerson Martinez

Seguridad:  falta equipo  y sube violencia  por adicciones

Seguridad: falta equipo y sube violencia por adicciones

Con falta de equipo, tecnología, recorte de presupuesto y una mayor percepción de inseguridad en la comunidad, así como aumento de violencia relacionada a las adicciones es como se cumple el primer año en la administración municipal en materia de seguridad pública.

En entrevista exclusiva para LA CRÓNICA, el director de Seguridad Pública Municipal (DSPM), Alonso Ulises Méndez Manuell-Gómez detalló las deficiencias y falta de inversión de las últimas dos administraciones.

CAE LA ADMINISTRACIÓN

Desde la administración de los ex alcaldes Francisco Pérez Tejada Padilla y Jaime Rafael Díaz Ochoa no se invirtió en equipamiento y tecnología para el cuerpo policiaco.

El deterioro comenzó al registrarse la pérdida del helicóptero Centinela Uno, la muerte de nueve de los diez perros K9, los chalecos antibalas caducos, falta de radios de comunicación al 50% de los agentes.

Así como la necesidad de armas automáticas. “No es culpa de los directores que me antecedieron, mis respetos, pero no hubo una política pública de Gobierno integral de todas las áreas del Ayuntamiento.

“Es un trabajo del Alcalde que es el principal responsable de la seguridad y liderazgo, los regidores que juegan un papel muy importante y de compromiso, atentos a los temas y de las áreas del Ayuntamiento que intervienen en tema de seguridad pública.

“Todo lo anterior fueron decisiones no acertadas, no se puede llegar a prueba y error en seguridad pública, debe haber planeación estratégica, inteligencia y aplicar los recursos lo más eficiente posible y con mayor transparencia”, dijo Manuell-Gómez.

INCOMUNICADOS

Los agentes al inicio de la administración se encontraban 50% incomunicados, al contar sólo con 300 radios comunicadores para los mil 900 policías. “Era una aberración”, dijo el director.

A un año de la administración se estima que en diciembre se adquieran 300 nuevos radios para equipar a la totalidad de policías por turno.

Cabe recordar que los mil 900 agentes se dividen entre tres turnos diarios. En materia de chalecos antibalas, existían mil 100 pero caducos. Méndez Manuell-Gómez explicó que adquirirán 700 nuevos chalecos para equipar a los policías en su totalidad por turno.

Los chalecos estaban caducos porque al tener más de 5 años de antigüedad, la garantía no responsabiliza la calidad de los productos y fibras antibalas.

Los nuevos chalecos tendrán resistencia contra armas cortas y largas. Además se contempla comprar 100 nuevas pistolas automáticas. Cabe destacar que al realizar la entrevista de esta publicación, las armas, chalecos y radios nuevos aún no eran comprados.

DÉFICIT DE POLICÍAS

La Policía Municipal tiene un déficit de mil 100 elementos, de armamento y equipo de seguridad, reconoció el director de Seguridad Pública Municipal.

Alonso Ulises Méndez Manuell-Gómez explicó que en el año 1999 existían mil 800 policías con una densidad de población de 600 mil habitantes.

Para el 2017, los elementos subieron a mil 900 agentes pero con una población de un millón 100 mil personas.

Por lo cual se requieren mil 100 agentes más, pero además se ocupa mayor inversión en equipamiento, tecnología y profesionalización de los elementos. “De qué te sirve tener la totalidad de policías si no son eficientes y sin atención ciudadana”, comentó.

A la falta de personal y equipo se suma el recorte federal por 40 millones de pesos aplicados al presente año y que lleva seis años consecutivos con ajustes a la baja.

ADMINISTRACIÓN RELAJADA


“Tenemos que trabajar más” reconoció el titular de Seguridad Pública, quien explicó que al recibir la administración municipal la incidencia delictiva estaba creciendo desde el segundo semestre del 2016.

Los robos y homicidios crecen en cada cambio de administración, explicó, por relajamiento de las estructuras de Gobierno. “La disciplina se relaja y son más deficientes los servicios”, puntualizó.

También los incidentes delictivos crecen por la densidad de población que ya suman un millón 100 mil personas en Mexicali. “Generan más problemas sociales y más delincuencia”, señaló.
En esta nota
  • Noticias

Comentarios