No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali Momentos de terror vive la madre del pequeño Raúl Anaya Verduzco, luego de perseguir a su hijo entre las rocas y arbustos gritando su nombre

Lo seguí gritando ¡Raúl!, hasta que lo perdí de vista: Madre de niño extraviado

Avatar del

Por Nicolle De León

Lo seguí gritando ¡Raúl!, hasta que lo perdí de vista: Madre de niño extraviado

Lo seguí gritando ¡Raúl!, hasta que lo perdí de vista: Madre de niño extraviado

Momentos de terror vive la madre del pequeño Raúl Anaya Verduzco, luego de perseguir a su hijo entre las rocas y arbustos gritando su nombre desesperada, las horas transcurren y no hay rastros del niño de ocho años con autismo y epilepsia.

La señora Yuriana Verduzco, espera con esperanza mirando al horizonte, depositado la fe en los rescatistas que a toda costa exploran los linderos de la peligrosa Laguna Salada, y el cañón entre montañas en el que sospechan que se adentró el menor Raúl.

El operativo ha descartado dos rutas por el que pudo extraviarse el menor, aún quedan las escabrosas montañas que peinaran si es necesario durante toda la noche, con la ayuda de Aguiluchos, Bravo 10, PEP, DSPM, ministeriales, unidad k9 de la PGJE y senderistas de la comunidad.

Yuriana reveló que el menor debía tomar medicamentos para controlarse, pero debido a que se los negaron en el Seguro Popular, por cuestiones administrativas, no se los pudo proveer, esto provocó hiperactividad en Raúl, causa a la que atribuye su huida.

“Estaba en la casa y de pronto vi que se iba corriendo, me fui detrás de él gritándole ¡Raúl Raúl!, hasta que se me perdió entre los matorrales y las piedras, su tío lo siguió persiguiendo y yo me regresé a llamarle a la policía para que me ayudara”, informó.

La zona de búsqueda está ubicada en el rancho “Verduzco”, a aproximadamente cuatro kilómetros de la planta Pemex en el poblado “La Rosita”.

Comentarios