No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali "Quisimos sacarlos pero no pudimos"

Frustra a vecinos no poder sacar a hermanitos

Vecinos del ejido Mazón Guerrero trataron de salvar a los 3 niños. El fuego impidió entrar a la casa.

Avatar del

Por Erick Reynaga

Frustra a vecinos no poder sacar a hermanitos(Victor Medina Gorosave)

Frustra a vecinos no poder sacar a hermanitos | Victor Medina Gorosave

MEXICALI, Baja California.- Vecinos del ejido Ricardo Mazón Guerrero vivieron momentos de frustración, esto al observar la vivienda en la que murieron tres pequeños hermanos en un incendio, sin poder hacer nada para su rescate.

Eran alrededor de las 19:35 horas cuando la vivienda tipo traila en que se encontraban viviendo Luis Enrique, de 6 años, Francisco Alonzo, de 4 años y Eduardo, de 3 años, comenzó a incendiarse.

Armando Ascencio López, vecino informó que al momento de siniestro el, junto a su familia, se encontraban sentados a punto de comer, cuando el fuego amenazó su propiedad. “Arrancamos para allá para ver si se escuchaban gritos, pero ya no se escuchaba nada, fue entonces que con una pala abrimos las ventanas para ver si se miraban los niños pero ya solo vimos humo”, manifestó.

El fuego devoro la casa en un tiempo menor a los 10 minutos, lo que causó que ya vecinos nada pudieran hacer, solo esperar al arribó de elementos del Cuerpo de Bomberos para sofocar el incendio.

Otra de las vecinas quien a la misma hora comenzó a ver humo saliendo de la parte posterior de la vivienda que se ubicaba sobre avenida Héroes de la Independencia, narró la desesperación de los presentes.

Manifestó que ingresaron por una de las casas aledañas a donde se encontraba el incendio, esto ya que la casa donde residían los tres hermanitos se encontraba cerrada con candado.

“Nos fuimos hasta la esquina pero ya cuando llegamos allá el fuego reventó los cristales, fue entonces que la lumbre salió para todos lados, cuando escuchamos aún el grito de uno de los menores”, comentó.

“Estuvimos corriendo para ver la manera de poder ingresar, pero cuando el aire se embolsó fue cuando la casa se envolvió en llamas y ya fue entonces que decidimos salirnos”, añadió.

Fue en ese mismo punto cuando al lugar arribó Alejandra, la madre de los menores, quien fue recibida por los vecinos y retirada de la zona donde ya trabajaban personal de bomberos.

“Era una impotencia el no poder hacer nada, durante la noche no pude dormir ya que escuchaba, es más que nada eso la impotencia de no poder hacer nada por esos niños, ya que uno es padre y piensa que haría uno por su hijo”, enfatizó.

Vecinos fueron quienes lograron colocar un altar a los pies de los restos de la vivienda siniestrada, esto en memoria para los tres hermanos quienes siempre serán recordados por los residentes del ejido.

ELLOS SIEMPRE FUERON UNIDOS

Una cosa que quedó grabado en memoria de los vecinos del ejido Ricardo Mazón Guerrero, es que los tres hermanitos durante si tiempo de vida fueron siempre unidos y sobre todo felices. “Ellos eran niñitos inocentes, unas criaturitas todavía sin nada de malicia, gozaban de una niñez sana”, manifestó Don Alonso.

Entre una sonrisa es que recuerda que era constante cuando se rasuraba que los tres pequeños se asomaban a verlo y le preguntaban “¿Qué esta haciendo?”, donde al contestarle ellos le respondían “Otra Vez” Otra de las vecinas, recordó que era “Lalito”, como le decían a Eduardo el menor, quien hacía que sus hermanos lo siguieran ya que era quien movía a sus hermanos mayores.

“Eran felices a su manera, siempre los tres juntos, ellos se salían cuando a su mamá se le olvidaba cerrar la puerta, se salían los tres, nunca los mire a uno de ellos solo”, manifestó.

Constantemente recordaban que el menor, Lalito, tenía gusto por comerse el azúcar, “Nos dijo que se subió a la alacena y se estaba come y come el azúcar, a lo que su madre dijo, que acababa de comprar un kilo por lo mismo”.

La muerte de estos tres pequeños en el incendio ocurrido la tarde del lunes, conmovió a los vecinos, quienes ya no quisieron ver cuando extrajeron los cuerpos, para tener una imagen de cómo ellos eran en vida.

En esta nota

Comentarios