No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali El problema se presenta porque no son regresadas en tiempos adecuados las camillas de las ambulancias

Fallas del Hospital General de Tijuana afectan servicios de la Cruz Roja

Avatar del

Por Khennia Reyes

Fallas del Hospital General de Tijuana  afectan servicios de la Cruz Roja

Fallas del Hospital General de Tijuana afectan servicios de la Cruz Roja

La Cruz Roja Tijuana se ha visto afectada en los tiempos de responder a los servicios que requiere la población debido a que el Hospital General de Tijuana (HGT) tarda en devolverle sus camillas.

Alberto Quintanar Hernández, director general de la Benemérita institución, comentó que la tardanza en ese proceso es de entre 30 minutos y cuatro horas.

“Nosotros estamos tratando de atender de manera correcta a la ciudadanía. Estamos en conversación con el C-4 y el Hospital General para tratar de buscar la mejor solución y que las camillas que se ingresan al hospital sean devueltas de la manera más rápida posible”, dijo.

El no contar con esos dispositivos, además de violar los reglamentos, puede empeorar durante el traslado el estado de salud del paciente, así como lesionar a los paramé- dicos, como ya ha ocurri-do, apuntó.

EL EQUIPO

Actualmente la benemérita institución cuenta con 13 ambulancias y todas están equipadas con un carro-camilla para cumplir con la Normativa Oficial Mexicana de la Secretaría de Salud y con la disposición del Consejo de Cruz Roja.

“Lo que hacemos es llegar al hospital, esperar a que nos regresen la camilla y atender los siguientes casos. Pero la idea es siempre tener la camilla para tener la ayuda correcta a la ciudadanía. Nosotros no dejamos a las personas en el suelo”, insistió el director general.

Y agregó que el Hospital General representa 60% del traslado de los pacientes, mientras que el resto es el IMSS, Issste, entre otros nosocomios.

Así, Alberto Quintanar Hernández mencionó que en los siguientes días tendrá una reunión con las autoridades del Hospital General de Tijuana para establecer procesos que agilicen la devolución de las camillas.

Detalló que cada carro-camilla nueva cuesta 3 mil dólares, y cuando son usadas van entre los mil y mil 500 dólares. En lo que va de febrero ha atendido 866 reportes, de los cuales 466 han sido por enfermedades, 69 accidentes y 50 caídas.
En esta nota

Comentarios