No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

CHASS: Una solución tecnológica a un problema cotidiano

Avatar del

Por Andrea Jiménez

CHASS: Una solución tecnológica a un problema cotidiano

CHASS: Una solución tecnológica a un problema cotidiano

Aunque aún se encuentra en etapa de desarrollo, la aplicación “Chass” busca convertirse en un método fácil para que las familias mexicalenses puedan encontrar a prestadores de servicio de toda clase de oficios y profesiones.

Creada por el cachanilla Iván Josué López Mendoza, la aplicación busca incluir en su base de datos los servicios de tapiceros, jardineros, electricistas, albañiles, plomeros, cerrajeros, veterinarios y otras decenas de oficios más.

“Chass” permitiría que los ciudadanos se contacten con proveedores cercanos a su ubicación geográfica, ubicándolos en un mapa de la ciudad y enviando una señal de servicio a los proveedores, quienes acudirán a la dirección del cliente.



La idea de la aplicación vino a Iván Josué por enero de este año, cuando encontrándose en casa de su madre se requirió el apoyo de un plomero, sin embargo, éste nunca llegó. “Estaba un día en casa de mi mamá y de repente se ocupó un plomero, y no iba y no iba; y pues pensé que estaría padre que hubiera una aplicación tipo Uber pero para plomeros”, recordó.

A pesar de que Iván Josué, quien es egresado de la licenciatura en Negocios Internacionales de Cetys Universidad, no cuenta con conocimientos de programación, una vez afianzada la idea comenzó a contactarse con personas expertas en el tema.

En un periodo de cerca de cuatro meses después, su equipo logró realizar el desarrollo de la aplicación para proveedores, que actualmente se encuentra disponible para celulares Android en Playstore, mientras que la versión para clientes saldría al público en noviembre de este año.

SERVICIOS

De acuerdo a lo que señaló Iván Josué, “Chass” se encuentra actualmente en su etapa para recabar proveedores que quieran anunciarse en la página, quienes pueden hacerlo por el momento de forma completamente gratuita.

Para entrar a formar parte de la base de datos de la aplicación, los trabajadores de oficio sólo requieren de un smartphone para darse de alta dando a conocer sus servicios, su número celular y un correo electrónico.

Actualmente la aplicación de “Chass” para proveedores tiene un total de 50 descargas en la Playstore, y se encuentra en una etapa enfocada en su difusión y publicidad para hacerse conocida entre el público cachanilla, principalmente por medio de redes sociales.

“A toda la gente a la que le he contado acerca de esta idea dicen que es muy buena idea, que todo mundo ocupa eso y mucho más las mamás solteras o la gente que no tiene tiempo para hacer las cosas”, comentó.

“Se ve una necesidad para la aplicación, la gente sí ha respondido bien”. Aunque por el momento el registro de proveedores en la aplicación es completamente gratis, Iván Josué comentó que esto podría cambiar más adelante con el desarrollo del mercado de la aplicación, además de que también se comenzaría a ofrecer publicidad.

Una vez liberado el servicio para clientes, “Chass” también permitiría a los usuarios dar opiniones y calificar a los prestadores de servicios, de manera en que otros clientes puedan ver esta clasificación y elegir la opción más conveniente.

RETOS

Uno de los principales retos a los que se enfrenta Iván Josué desde el arranque de su proyecto es el tema económico, pues aunque ha recibido el apoyo de su padre y el resto de su familia, admitió que programar una aplicación sale bastante caro.

“Realmente te sale caro hacer una aplicación; la primera etapa me costó 15 mil dólares, te cobran 30 dólares la hora de trabajo los desarrolladores”. Estos 15 mil dólares, admitió, fueron más de lo que en su momento presupuestó para la creación de la aplicación. Sin embargo, afirmó que quiere continuar trabajando en el proyecto hasta que su economía se lo permita.

Otra de las trabas que han impedido el inicio de actividades del proyecto está relacionada a la propia programación, pues comentó que se tienen actualmente problemas con el desarrollo de la versión para Appstore derivados de complejidades del sistema Apple.

También el tema de la cultura ha sido un impedimento para el desarrollo de la aplicación, pues uno de los retos más grandes es la falta de educación de algunos mexicanos en el uso de aplicaciones móviles para promover su trabajo o contratar servicios.

A pesar de estos conflictos, Iván Josué considera que la idea tiene un gran futuro por delante, por lo que no descartó la idea de ampliar su campo de trabajo a nivel nacional y Estados Unidos. “Le veo mucho futuro y no solamente en el mercado local, sino en el nacional”, explicó.

“Me da un poco de miedo en ciertos aspectos pero sí le veo futuro porque toda persona siempre ocupa a alguien que haga alguna chambita”, comentó. Si bien se encuentra ya registrado ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la aplicación aún no se encuentra dada de alta dado que todavía no se encuentra generando ingresos.
En esta nota
  • CHASS
  • Emprendedores Cachanillas
  • APP

Comentarios