No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali La falta de techo y paredes en el cuarto que llama hogar no ayudan a protegerlo de las frías madrugadas de diciembre

Busca reconstruir su casa a base de madera y escombro

Avatar del

Por Andrea Jiménez

Busca reconstruir su casa a base de madera y escombro

Busca reconstruir su casa a base de madera y escombro

“Yo soy como el ganado, todos somos como el ganado, regresamos a nuestro lugar” aseguró Joel Rocha López de 58 años parado frente a su terreno, al que regresó después de 21 años de vivir y laborar en los Estados Unidos.

Aunque actualmente vive solo en una pequeña casa de dos cuartos hecha de madera y escombros, uno de los cuales no cuenta con el techo para cubrirse del frío, Joel comentó que tuvo una esposa ya fallecida, además de 5 hijas que viven en el país americano que espera lleguen de visita para el 27 de diciembre, después de pasar las navidades con sus respectivas familias.

De acuerdo a lo que señaló Joel, durante los 21 años que vivió en Estados Unidos acumuló un total de 9 faltas pequeñas que le valieron la expulsión por un año del vecino país, aunque admitió que desde hace 20 años no ha tenido deseos de regresar.

Sin embargo, tras su regreso de los Estados Unidos Joel se vio obligado a enfrentarse al incendio de su hogar, una casa grande que se encontraba en el mismo lote donde ahora convive varios kilogramos de escombro.

“Era una casa grande” recordó “dure como un mes tirando las cenizas con carretilla”

Aunque en estos momentos se encuentra trabajando en la reconstrucción de su pequeño hogar, aceptó que ha trabajado lento debido a su necesidad de conseguir diariamente los recursos para alimentarse, para lo cual trabaja realizando trabajos de construcción o reparación que le ofrecen las señoras de la misma colonia.

A pesar de todos los años que laboró en los Estados Unidos, actualmente Joel no cuenta con ningún tipo de seguro social o pensión con la cual mantenerse, por lo que es importante para el continuar viviendo de su trabajo.

Además, la falta de techo y paredes en el cuarto que llama hogar no ayudan a protegerlo de las frías madrugadas de diciembre, pues aunque dice que está impuesto a los climas extremos de Mexicali, sufre los estragos de las bajas temperaturas.

“A todos nos hace, si nos hace” comentó “cuando sale el sol, que comienza a deshelar, es cuando está más frío”

El lote en el que vive actualmente Joel, se encuentra en la calle Los Mochis de la colonia Nueva Esperanza, al lado de la casa señalada con el #190.

Comentarios