Columnas

Zona Sísmica

Tuvo que pasar más de un año para que las casetas de peaje en Baja California quedaran libres de manifestantes que convirtieron esos sitios en un negocio particular.

Por Zona Sísmica

Liberadas

Tuvo que pasar más de un año para que las casetas de peaje en Baja California quedaran libres de manifestantes que convirtieron esos sitios en un negocio particular, al cobrar "cuotas voluntarias" con el pretexto de permitir el paso libremente, porque supuestamente ellos así interpretan el artículo 11 Constitucional, relacionado con el "libre tránsito".

La fórmula utilizada por la ley para acabar con esos abusos por parte de grupos de manifestantes fue más que sencilla: Aplicar la ley.

No hubo necesidad de usar la fuerza o retirar a macanazos a los pequeños pero bien organizados grupos de manifestantes adueñados de las casetas de peaje, entre ellos los colonias de Lomas del Rubí, en Tijuana, y los supuestos defensores del agua de Mexicali, apropiados de la caseta de El Hongo, encabezados por Filiberto Sánchez Gurrola (a) "don Fili", el magnate del Valle de Mexicali y frustrado diputado Rigoberto Campos, auspiciados por la senadora Alejandra León, conocida cariñosamente como #LadyChampagne.

Los manifestantes hicieron berrinche, patalearon, amenazaron con "otras medidas" y, sobre todo, quisieron amedrentar con transmisiones en vivo a la Policía Federal y a la Ministerial del Estado al momento de realizar éstos los operativos sin violencia para quitarlos.

La autoridad se llevó un palomazo, porque los usuarios de las autopistas de cobro prefieren hacer el gasto y tener la seguridad de recibir el seguro de viajero o auxilio vial, en lugar de la incertidumbre por no haber pagado la cuota.

La gran duda es por qué las autoridades actuaron hasta ahora y no antes para eliminar ese problema. Tan sencillo que era.

Inconformes

A quienes la noticia de la construcción del albergue federal para migrantes retornados de Estados Unidos en Mexicali no cayó en gracia fue a los vecinos del Ejido Michoacán de Ocampo, donde se dice que se instalará el albergue anunciado por el delegado único federal, Jesús Alejandro Ruiz Uribe.

Desde que se dio a conocer la ubicación vecinos del ejido rechazaron la construcción del albergue, a tal grado de que el pasado domingo se reunieron en el parque de la localidad para expresar su descontento.

A ver que dicen las autoridades federales sobre el tema, porque ya habían anunciado con bombo y platillos la construcción.

Mero trámite informe en Rosarito

Una sesión de caras largas, de reproches por lo que se hizo o se dejó de hacer, fue parte de la participación de los ediles de las diferentes fracciones que conforman el Cabildo de Rosarito, ese que tres años antes aseguraba que haría todo por el bien del Municipio y que ahora no rindió buenas cuentas a la ciudadanía, durante el último informe de Gobierno.

De hecho, en realidad solo quedaron al final las fracciones del PAN, Movimiento Ciudadano, Morena y el regidor independiente, ya que la representante del PRI y el del PBC renunciaron a sus respectivos partidos, hace un tiempo.

Pero aun así, rindieron su informe, la ex priísta Claudia Araujo, aquella que en el primer examen antidoping saliera positivo a la marihuana de plano dijo que no se había hecho nada del trabajo que se plantearon al inicio. Ni más, ni menos.

Mientras los panistas resaltaron su trabajo en las comisiones, pero al final, se deslindaron de la Alcaldesa Mirna Rincón Vargas.

Como ya era de esperarse, Mario Hernández de MC, aprovechó el foro para señalar supuestas corruptelas en el Gobierno, pero su trabajo como regidor se resumió a unas cuantas líneas, pues en todo este tiempo no fue capaz de presentar una sola iniciativa.

Julio García, de Morena, fue breve así que solo se limitó a agradecer a la ciudadanía el que haya votado para que él fuera regidor, pero nada más ya que según se comenta su trabajo no fue nada productivo y por tanto, nada tenía que informar.

La Sala de Cabildo donde se llevó a cabo el tercer informe, se llenó de funcionarios de primer nivel, sólo algunas lideresas de colonias tímidamente aplaudían y lanzaban alguna porra, pero en esencia no hubo invitados especiales para escuchar los logros de esta administración, que ya casi termina y que de acuerdo con Rincón Vargas, dejará finanzas sanas y una Policía con más patrullas y mejores sueldos.

Comentarios